domingo, 12 de agosto de 2018

THE PRETENDERS EN CORUÑA:COBRARON MÁS Y TOCARON MENOS ,


 


El sobrecoste del concierto de The Pretenders en comparación con el que dieron el año pasado en Vigo traía cola. En Coruña los contrataron a última hora y hubo que pagar "más" , incluido el vuelo privado, para salir del "lío". Pero eso, estaba "apalancado" a la espera del resultado, que, finalmente dio opciones a que siga  la polémica. El titular lo dice todo...cobraron más y actuaron menos.


Se esperaba un concierto de "alto standing" musical dada las credenciales musicales del grupo liderado por Chrissie Hyde y  con esas intenciones de escucharlo y disfrutar de él alrededor de 30.000 personas, acudieron a la arenal de la playa de Riazor para, en muchos casos, reavivar los recuerdos del sonido "new wawe" con el que The Pretenders adornaron el rock de los años 80 .

 Los treintañeros, cuarentones  y cincuentones abundaban entre el público junto a jovenes  y familias, cuyos progenitores, gracias a la buena noche, querían enseñar a sus hijos como suena el rock con "pedigree" en directo.

La expectación se convirtió en entusiasmo al aparecer en escena Chrissie, la voz cantante, que a sus 67 años lucía pletórica con ajustado pantalón vaquero y camiseta negra. Entraron  en faena con sus habituales y personales credenciales y salutaciones al público y halagos al panorama y la ciudad, aunque con algún "problema" en el micro solucionado de inmediato.

Para poner la tensión ambiental en su sitio el escenario se alumbró con la esperada energía musical propiciada por otro "superviviente", junto Chrissie, de la formación inicial del grupo en 1978: el batería Martín Chambers, que arreó "candela" -- con solo de batería incluido -- con una contundencía rítmica que inyectó poderío al sonido secundado por Nick Wikilson al bajo, que empezó a "desperezar" al público que de inmediato se metió en el concierto -- sobre todo el congregado entre la torre de sonido y el escenario --. al tiempo que la guitarra de James Walbourne, arañaba , con sus solos improvisados bien colocados en los espacios,mientras el recién llegado Carwyn Ellis, en los teclados, arropaba melódicamente el desarrollo de los temas al tiempo que la voz, "cansina" , "indolente" y de "falsa indiferencia" -- marca de la casa --de Chrissie se acompañaba con secos guitarrazos rítmicos.

La música pegadiza se fue extendiendo y llegaron, entre otros, Message of love, I’ll stand by you -- que encendió luminarias en la playa -- y "Brass in pocket" , tema con el que el grupo iniciará su carrera de éxitos

. El público estaba con  "subidon" y se vino arriba, pero tras una protocolaría despedida, inesperadamente suena la música de ambiente y con ella, el pinchazo en el ánimo del público, que ni tiempo tuvo de pedir "otra" dando por sentado que los "bises" llegarían en la traca final para rematar el concierto al que faltaban varios minutos para llegar a la hora y media de duración, que es lo "habitual", minuto más o menos. The Pretenders, no fueron nada espléndidos, tal vez por el cansancio ya que el día anterior habían actuado en Saldord - Uk --  en el AJ Bell Stadium..

 Musicalmente, nada que objetar, era lo esperado en un grupo muy hecho y con personalidad propia que exhibió su ADN , aunque el sonido  en las zonas traseras a la torre, llegará "debilitado" por falta de potencia -- posiblemente para evitar molestias al vecindario --.

La decepción final, por la "desbandada" del grupo del escenario, tras regalar baquetas a las primeras filas que dejó al público "pasmao",  hubiera sobrado para poder hablar de un concierto para "recordar".

Tenía noticias previas al concierto sobre que el set- list había sido recortado al menos en seis temas, con respecto al del pasado año en Vigo.Me extraño pero, la información era la correcta. El porqué, ya es otro "cantar".

La verdad, el "Gracias y nos vamos", me sonó, "raro, raro, raro" , como diría ·Papuchi, ·en un grupo de esta categoría y que había dejado un muy buen recuerdo de su actuación en el Coliseo hace 19 años.

PD.- Por cierto la pareja que sale a la izquierda de la foto  estaba a lo suyo ...jajaja.