martes, 22 de octubre de 2013

¿DÓNDE ESTA "AGAFONO", LA ASOCIACION GALLEGA DE FONOGRAFISTAS

“AGAFONO”. ¿DE SIESTA  O DESAPARECIDA EN COMBATE"...




“Agafono”, no es ningún personaje mítico de la Grecia antigua. Las siglas corresponden a la Asociación Galega de Fonografistas, creada en  2006 por las compañías discográficas gallegas Zouma, Clave, Sons Galiza, Do Cumio y Atlantia, que se ampliaría posteriormente con entrada de Falcatruada, , PAI Música, Xingra y Audia Récords, en unos momentos en los que el lobo de la crisis asomaba las orejas. Tiempos en los que “aún” se vendían discos, aunque la piratería de “infantería” del “top manta” ya andaba tocando la línea de flotación de la industria cultural. En los primeros años, tras su fundación, esta asociación salía a relucir a menudo organizando o participando en actividades inherentes  al negocio , pero, poco a poco fue perdiendo el fuelle, con la llegada de la “piratería aérea” de Internet , la auto edición discográfica y los recortes en las posibles subvenciones. Últimamente la falta de información sobre su actividad provoca la impresión de que “Agafono” está “desaparecida” en combate. La última vez que supe de ella fue cuando conversando con Juan Carlos Fasero responsable en 2011  de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic), sobre la “promesa” incumplida de celebrar los Premios de la Música  Gallega con motivo del proclamado “Año de la Música”, me informó que el presupuesto presentado por “Agafono”, para su celebración, fue considerado no “asumible” y por tanto donde se dijo “digo”, quedó en “diego yo”…Ahora menos mal que la Asociación de Músicos ao Vivo salieron a la palestra para organizar los tantas veces demandados Premios de la Música Gallega . Quedan compañías discográficas gallegas, algunas  con talante “independiente”, aunque la mayoría están  presas en los “campos de concentración” del gran enemigo, la crisis. .Que duda cabe que el combate fue duro y se emplearon “armas” no convencionales que cogieron a las empresas fonográficas en las “berzas”.Algunas se atrincheraron en los recortes para salvar los muebles”, mientras otras perecieron en el empeño. Tal vez habría que pensar en una reunificación para afrontar el futuro que, como se percibe, viene “duro”,  aunque la música siempre seguirá sonando.