martes, 22 de abril de 2014

RECUPERANDO ENTREVISTAS: MARUXA SEOANE,VIUDA DE LUIS SEOANE, POSIBLEMENTE SU ULTIMA ENTEVISTA

               MARUXA SEOANE,VIUDA DE LUIS SEOANE
       
            "MI  GRAN PREOCUPACIÓN ERA LLEGAR A  VER LA INAUGURACIÓN DEL MUSEO"





                "COMO ARTISTA A LUIS SEOANE NUNCA LE PREOCUPO LA POSTERIDAD"

" A la vida no le pido  más que me deje ver como queda toda la obra de Seoane  y como reacciona la gente ante ella. Lo único que siento es que él no este aquí para verlo".


Entrevista publicada en el Ideal Gallego en 2003

Por Nonito Pereira

En 1937, Maruja Fernández, Maruxa, la novia gallega de Luis Seoane, decide ir a Buenos Aires para casarse con él en el Hotel de Emigrantes. Era una boda presentida en tantos años de noviazgo, que fue el inicio de una vida en común, de un hogar en donde el cariño se compartió con el trabajo y con una conmovedora fidelidad al destino, en el que Maruxa representó todo para él y  él todo para ella. A partir de 1963 alternan su estancia entre Buenos Aires y Galicia,  desarrollando Luis Seoane un trabajo incesante -- realiza exposiciones, publica libros, ilustra otros, pinta murales, etcétera --  en el que su labor, ordenada y metódica, estaba siempre acompañada por Maruxa. 

Su relación con toda la intelectualidad de la época lo convierte en un interlocutor de privilegio en torno a los temas culturales.  El 5 de abril de 1979, un día antes  de la conferencia que iba a pronunciar en el Ateneo coruñés, un derrame cerebral apaga la creatividad de Luis Seoane. Diecisiete años más tarde, en 1996 se firmaba un protocolo entre él Ayuntamiento de A Coruña  y la viuda de Luis Seoane  en la que Maruxa cedía a la Fundación Luis Seoane un legado excepcional  compuesto por más de 200 óleos y  la totalidad de la obra gráfica, una importante obra sobre papel, libros, documentos y objetos personales de este genial artista. 

En enero del 2002 se colocaba la primera piedra que sustentaría la estructura de la futura sede de la Fundación Luis Seoane en el antiguo cuartel de Macanaz, que se convertirá, no solo en un importante museo monográfico  del artista, en el que se dignificará y difundirá su obra y figura ,  sino también en un singular Centro de Arte Contemporáneo donde tendrán cabida las manifestaciones más interesantes del arte actual, como resultado de la traslación al edificio del espíritu de iniciativa, organización, diversificación y dignificación  cultural que Luis Seoane mostró en vida .


De esta manera, quién fue uno de los más importantes ejemplos de conducta que se pueden encontrar en la Galicia del siglo XX  entrará en el siglo XXI de la mano y obra de su compañera de toda la vida,  que a sus 90 años espera impaciente el día  en que se abran las puertas del Museo Luis Seoane.

Maruxa nos recibe en su casa con una sonrisa luminosa que es la puerta por donde asoma  la obra maestra de la vejez, uno de los capítulos más difíciles del arte de vivir que ella interpreta  con la majestuosa dignidad  obtenida del fruto  de sus recuerdos y de la abundancia del bien realizado. Sentada cerca de un equipo de sonido, donde se puede ver la portada del  CD de Quilapayún "Cantando a los Poetas", Maruxa espera con ilusión juvenil la próxima inauguración del Museo.

¿Ya hay fecha para la inauguración?
El edificio está a punto, pero, ahora falta colocar toda la obra de Seoane. Si todo va bien, esperamos que sea en el mes de mayo.

Maruxa, ¿a sus 90 años como vive estos momentos previos a la inauguración  ?. ¿Se le hizo larga la espera?

Pues si, se me hizo un poco larga, sobre todo pensando en los años que tengo y que en cualquier momento puedo tener un problema de salud y no sé si podré superarlo. Entonces, por eso, tenía preocupación y deseos de que llegara el día  para ver si llegaba yo también. Espero llegar todavía.

Supongo que ese día le caerán encima muchos recuerdos, a cada cuál más emotivo...

Si, es cierto. Estar rodeada de tanta gente amiga, como va a ir a la inauguración, es para mí muy emocionante. Tenemos unos amigos maravillosos, tanto aquí como en Buenos Aires. Hoy recién me llamó un amigo desde Buenos Aires que viene a pasar los inviernos a París. Siempre que viene me llama y antes de viajar a Buenos Aires me hace una visita. Me dio mucha alegría hablar con él porque eran muy amigos nuestros en Argentina.

¿Recordar es volver a vivir de nuevo?
Si que es cierto, y más cuando una lo hace rodeada de amigos que nos querían, por que siempre recordamos lo bueno. Me siento una persona muy afortunada por tener tantos y tan buenos amigos.

Dicen que, por sus obras, se conoce a las personas... Unas obras que, en el caso  de Luis Seoane, constatan la existencia de una persona excepcional, de un genio. ¿ Cómo era él en casa ?

Si que era una persona excepcional.... En casa, con los amigos, en la calle, era una persona muy sencilla, normal, asequible como otra persona cualquiera. Recuerdo que un día, estando ya aquí, él estaba haciendo unos dibujos, cuando llaman a la puerta, a las diez de la mañana, cuatro o cinco chicos  de quince o dieciséis años  que querían charlar con él. Les dije que era muy mala hora, porqué estaba trabajando, pero, que, de todas maneras le preguntaría si podía recibirlos.  Se lo pregunté, y después de poner el "grito en el cielo"  diciendo que podían llamar por teléfono antes, me dijo que los hiciera pasar. Y estuvo de charla con ellos hasta las dos de la tarde

¿ Seoane fue un visionario de su época ?.
Si visionario es aquél que espera y trabaja por un futuro mejor,  Seoane fue un gran visionario.

Decía Unamuno que, "el genio es el que llega a ser voz de un pueblo; es un pueblo individualizado". Encaja él en esta definición de genio, Maruxa?

Yo creo que de alguna manera encaja porqué, cuando estábamos en Argentina  no dejaba de pensar constantemente en Galicia, ... Galicia y siempre Galicia.. Y aunque en Buenos Aires, nos querían mucho - y nosotros a ellos --, cuando pintaba un mural siempre representaba en él a personajes gallegos, lo cuál le valió alguna "regañina" amistosa de nuestros amigos argentinos (sonrisa). Unos personajes  que allí quedaron repartidos por todo Buenos Aires .

Le preocupaba la posteridad a Luis Seoane
Siempre  estaba intranquilo por lo que podía deparar el futuro a Galicia, porque no sabía que iba a pasar, si iba o no a mejorar la situación, aunque por momentos tenia episodios de optimismo al pensar que las cosas ya no podían ir peor y  después de tocar suelo, vendría la mejoría (sonrisas). ¿ Cómo artista?. Nunca se paró a pensar, ni se preocupó, en como se hablaría de él el día de mañana. Cuando trabajaba pensaba  solamente en el presente.

¿Que le pide Maruxa a la vida?
¿ Yo que le pido a la vida?.  Nada más que me deje ver como queda toda la obra de Seoane  y como reacciona la gente ante ella.  Sería la alegría más grande que se le puede dar a Luis. Lo único que siento es que el no este aquí para verlo.