lunes, 8 de mayo de 2017

RECOPILANDO "HISTERÍAS" (1985): A BENIDORM, PASANDO POR SADA, CON EL "CULO AL AIRE", EN COMPAÑÍA DE LA GUARDIA CIVIL.








En un intento de resucitar en 1985 el  éxito del Festival de La Canción de Benidorm, Radio Cadena Española se encarga de organizar el certamen dándole una buena mano de "pintura" para restaurar fondos y ac tualizar su anquilosada estructura de cara a la "demanda del mercado". Esta revisión pasaba por dar entrada en las fases previas del Festival a grupos pop-rock que, una vez pre-seleccionados en las cabeceras regionales de esta cadena de emisoras competirían en la gran final a celebrar en Benidorm.

La "cabecera" de Radio Cadena Española en Galicia estaba enA Coru¤a y la dirección regional de la misma organizaba, según mandato de central, la eliminatoria gallega  con un concierto múltiple en  el  que participaban los grupos gallegos seleccionados por las emi soras de las cuatro provincias.: Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra.  Lugar del certamen, la sala "Auditorium" de Sada.

El "pique" Coruña-Vigo, amenazaba con desestabilizar el veredicto del jurado escogido con escrupulosa y equitativa imparcialidad. Los comentaristas musicales de ambas zonas ‚éramos conscientes de que teníamos que ejercer nuestro derecho a voto dentro de los límites de una desapasionada profesionalidad.Como mienbros del jurado estábamos Jesús Ordovás, Antón Reixa, Pilar Comesa¤a, Carlos Cortón, Ananda Español y yo. El ambiente era relajado y cordial, aunque  el triunfo del grupo Metro en el Concurso Rock de La Coruña sobre el vigués "Bar" , junto a la eliminación de "Siniestro Total" y el zafarrancho montado  en la "trastienda "por Bibiano y  un servidor, sobrevolaba la reunión.

Al llegar a la sala los jurados nos perdimos por el local  para escuchar  a los grupos. En mis notas de puntuación destacaban dos: "Radio Océano " de La Coruña y " Aerolíneas Federales" de Vigo. Un poco "agobiado" por este empate,  me dirigí a la sala de reunión del jurado con la secreta esperanza de que los apuntes del resto del jurado pudieran romper la igualdad de mi criterio. 

En los primeros intercambios de opinión enseguida se vió claro que estas dos formaciones se iban a echar un pulso en el veredicto final que prometía ser, por lo menos, apasionante.Difícil estaba el tema y trás casi dos horas de deliberaciones -- escuchando el pataleo del respetable por la tardanza -- en las que cada sector del jurado argumentaba y barajaba todo tipo de merecimientos de los representates de "zona", Vueltas y más vueltas, pero el veredicto final no pasaba del empate y solo pod¡a ganar uno. 

Las "fuerzas" estaban equilibradas al igual que los merecimientos. Hab¡a que desempatar aunque nadie estaba por la "labor". Quién más, quién menos, pidió una "palangana" para lavarse las manos mientras en la sala el público vociferaba proclamando a "Radio Océano" como triunfadores. Lógico por estar tocando en casa.

Imposibilitados para una decisión "salomónica", y en la ronda "redefinitiva" introduzco en mi veredicto argumentos de "lógica" que me llevan a dar mi voto decisivo para Aerolíneas Federales: Consideraba que su estilo y la canción , "encajaba" más con el espíritu festivalero del Festival de Benidorm que la de Radio Océano, más "destroyer", en onda punk.

Con el veredicto del jurado en la mano, sale a escena el presentador que es recibido con "pitos y flautas",  variados abucheos por la tardanza y victoriosos coros que entonaban, masivamente, "­Radio Oc‚ano campeón!". El ambiente era para acojonarse y, el presentador, se "acojonó" sabiendo de antemano que, los ganadores eran "Aerolíneas Federales". Con los "congojos" fuera de sitio e intentando hacer oír su voz sobre la masa coral, el presentador, en vez de dar el número total de votos del jurado para cada participante --con lo cuál los votos particulares se mantendrian en secreto -- opta  por  personalizar la votación dejándome, de esta manera, con el "culo al aire" a expensas de las "iras" de los enfebrecidas huestes de "Radio Océano". !­Menuda faena!.

Resignado y con la conciencia tranquila -- solo la conciencia -- observo las reacciones del público. Silbidos y abucheos para los que votaban a "Aerolíneas Federales" y estruendo de aplausos para los votos favorables a "Radio Océano", con tan mala sombra de que mi voto estaba de último...¡.la que se podía montar!....pensé y ¡se montó! cuando el voto de Antón Reixa, penúltimo en hacerse público, empató la votación. Empate que fué acogido con aplausos al entender el público que, al ser yo de  Coruña, votaría igual que el resto del jurado coruñes . O sea, a favor de "Radio Océano".

Silencio absoluto y ...¡­Crash, Boom, Zás!...Un punto más para Aerolíneas Federales que los proclama ganadores . El presentador intenta explicar el proceso de la votación, haciendo incidencia en lo reñido que había estado pero, el "ya no respetable", en plena bronca, le obliga a abandonar el escenario . Sale "Aerolíneas" a  saludar y reciben una lluvia de objetos varios. Aparece " Radio Océano" y es recibido por todo lo alto como triunfadores "morales" con vítores entre los que distingo mi nombre adornado de variados "apellidos" calificativos.

Desde mi situación en la sala, procuro pasar desapercibido y enfilo con prisa la salida. En el recorrido hasta la puerta me cae algún que otro adorno verbal, varios "cortes de mangas", que sobrellevaba con dignidad y sin peligro para mi integridad física. Una vez en la puerta intenté  dirigirme al coche para abandonar la zona caliente pero, una pandilla me sale al paso y me cierra el camino al tiempo que exige explicaciones de mi voto.­¡ Que no cunda el pánico! ,  pensé para adentro en un intento de estimularme  anímicamente mientras intento razonar... " ¡si quieres arroz Catalina!" ... imposible. 

Ante el giro que estaban tomando los acontecimientos, una pareja de la Guardia Civil que estaba en los aledaños del local, supervisando la salida del público se percata del tumulto y  me  rescata de la situación  ofreciéndose a acompañarme hasta el coche. Ofrecimiento que acepto de inmediato.

 Una vez en el coche, a salvo de las "discrepancias" del respetable , juro no aceptar "nunca, jamás" invitación alguna para formar parte de un jurado. Sobre todo si, por el medio, había implicaciones para la polémica. Una utopía porque los jurados solo queda bien con uno: el ganador y mal con todos los demás.

Por cierto, fue un "juramento" , el de no nunca más ser jurado, que no cumplí, aunque en las treinta y tantas ocasiones que "ocupé plaza", las polémicas no me afectaron tanto, ni en lo "físico, ni en lo químico"...Bueno, miento...ya que en una ocasión formando parte del jurado del concurso "Son de Estrelas" de la TVG, una señora, decepcionada por mi votación, quiso arreárme con una pancarta...

A pesar de que el tiempo y los acontecimientos dieron la "razón a mi voto", al quedar de segundo en Benidorm "Aerolíneas Federales" y convertirse en grupo revelación del año a nivel nacional, el mal rato pasado, no me lo quita nadie, aunque lo mitiga en buena parte la buena consideración que de mi tiene Xosé  M. Pereiro ," Johny Rotring", cantante  carismático de "Radio Océano", cuando me incluye en su relación de " Os 4 Fantásticos do rock en Galicia": " A pesar de "baixarnos" da Final para ir a Benidorm".


 Gracias Josito!.