viernes, 5 de mayo de 2017

IRENE CARUNCHO INCENDIA DE HALAGOS SUS CALIDADES ARTÍSTICAS


    CON  "CASA EN LLAMAS" SE ASOMA        AL ESCAPARATE DISCOGRÁFICO




Tras su éxito en el concurso de talentos "La Voz", que dejo boquiabiertos a los "coachs" del programa por su poderío vocal, precioso, preciso y "manchado" de feeling, la cedeiresa Irene Caruncho, atrajo la atención de los medios que no tuvieron ningún reparo en proclamarla, impresionados por el caudal de su voz como "la mejor voz de España". 

Tantos elogios recibió que hasta Malú le endilgo un "insulto encomiástico" llamándola "bicharraco" para proseguir alabando sus calidades artísticas diciendo : "Estás masterizada. Llevas algo en la voz y en el corazón cuando cantas»". 

Irene arrasó, convirtiéndose  a sus 21 años, en la primera mujer que gana este concurso a la búsqueda de nuevos talentos que en ella son muchos. Como no podía ser de otra manera, los caza talentos se pusieron en marcha y una multinacional Universal Music la llevo desde los estudios de televisión a los estudios de grabación y cuatro meses después nació su primera criatura discográfica "Casa en llamas" que llega con varias canciones nuevas y algunas de las que interpreto durante su participación en el programa --Otra Vez, The Trouble With Love Is, Tiembla, El Mundo sin Ti, Me Estás Atrapando Otra Vez, Someone Like You, I Have Nothing, Casa en Llamas, Run y Let it Be --.en las que deja constancia de sus dotes. 



Una vez que Irene ya está en el escaparate musical, con un disco sonando, llega para ella el camino, arduo camino, de la consolidación que pasa por encontrar  su personalidad musical que de momento en su debut discográfico aún está por definir. Buenas voces las hay en la música española, pero eso no define el éxito. "Yo soy más de escuchar música inglesa, artistas como Whitney Houston, Ella Fitzgerald o Aretha Franklin... Soy de las grandes del soul y del jazz", reconoce. Ya la etiquetaron como la "nueva Adele española". 

Y ya se sabe lo que son las comparaciones que en ocasiones pueden convertirse en imitaciones. Irene tiene que ser ella y trabajar para resaltar su personalidad artística más allá de la apariencia física. 

Si cae en manos de un buen productor, a su fenomenal voz rebosante de feeling la pueden pulir aún más con un repertorio personalizado para sus excelentes condiciones artísticas. Su "Casa en llamas" puede ser el principio de un gran "incendio artístico" avivado por los aplausos del público