viernes, 11 de diciembre de 2015

"MODELO" PARA UNA COMPAÑÍA DE DISCOS DE CARA AL FUTURO



Se acaba 2015.Un año en el que la industria musical sigue ajustando las clavijas para contener la caída libre experimentada en los últimos años. Las nuevas tecnologías han cambiado su faz y por tanto las reglas del juego de la industria se acoplan a ellas ante la necesidad  de la búsqueda de un negocio musical activo y estable.

Dave Goldberg, que trabajó en la discográfica Capitol había reflexionado mucho sobre el modelo de compañía de discos con posibilidades en el entorno digital. Lo desarrolló en un "memorándum" para Michael Lynton, directivo de Sony.

El documento, como suele ocurrir, se ha filtrado. Estas son sus propuestas a modo de decálogo:

1.La música está en vías de convertirse en un producto puramente digital. Las compañías necesitan transformarse para ese futuro.

2.No conviene renunciar prematuramente a los soportes físicos pero los digitales tienen prioridad.

3.El negocio central es el catálogo, música con más de cinco años de antigüedad. Su explotación funcionaría como una empresa aparte.

4.Urge limitar los lanzamientos de nuevos artistas. Solo se mantendrán los que produzcan beneficios. No estarán subvencionados por los ingresos del catálogo.

5.Esos lanzamientos deben ser baratos, con contratos de duración limitada y mayor equidad en el reparto de beneficios (40/60, sugiere).

6.No interesan especialmente las superestrellas que exijan, por contrato, grandes inversiones. En todo caso, sus productos pasarían por pruebas de mercado.

7.Las sucursales internacionales prescindirán del producto local, excepto cuando den beneficios extraordinarios.

8.Urge facilitar el negocio de las plataformas de streaming o ventas digitales, crecer con ellas en vez de asfixiarlas.

9.Invertir en tecnología para prescindir de las sociedades de gestión de derechos, tipo BMI o ASCAP (¡o SGAE!). Sus servicios son en realidad un impuesto.

10.El principio subyacente en todo lo anterior es la reducción de plantilla. Una discográfica necesitaría globalmente unos centenares de empleados, no unos miles.