sábado, 12 de diciembre de 2015

"MIRANDO AL MAR" PARA ESCUCHAR EL "BOLERO ATLÁNTICO" DE MARCOS MELÉNDREZ



El  bolero adquiere sabor "oceánico"  en el CD  "Mirando al Mar" -- que recuerda al bolerazo de Jorge Sepúlveda del mismo título -- del nuevo proyecto "Bolero Atlántico" de Marcos Meléndrez, en su día la voz de "Los Doré" y "Tango Bar", en el que está como "pez en el agua" interpretando versiones de clásicos del género  que hablan de amor y desamor, de pasiones que flotan o se hunden entre aguas turbulentas, de travesías para corazones "desteñidos", acostumbrados al salitre.

 En el siglo pasado, a finales de la década de los 80, en el ambiente burbujeante de la movida, dos coruñeses Pepe Méndez y Marcos Meléndrez, irrumpieron en la escena musical gallega con un estilo "camp" donde los boleros de Bola de Nieve y Antonio Machín, y los tangos de Gardel, adquirían una nueva visión con el lifting estilístico proporcionado por unos arreglos que les reportaron la autoría del "Bolero heavy" que pasearon con la guitarra de Pepe y el carisma de Marcos quién en sus interpretaciones "almidonaba" su voz  con ribetes nostálgicos  mostrando con seriedad "dandy", una elegancia escénica  a lo Rodolfo Valentino, que impactaba en el auditorio.

 Boleros y Tangos en comunión con temas de  propia autoria, los acompañaron durante unos años en los programas de la TVG y en sus actuaciones por España y por el extranjero, convirtiéndose en habituales de vecinas salas portuguesas donde eran muy solicitados. 

Fueron doce años intensos que marcaron una época. Tras el adiós de los Doré -- que dejaron su huella en tres discos "Con vosotras no hay quien pueda", "Estás buscando guerra" y "El rey del guachismen", Marcos siguió mostrando la intensidad de su talante y talento artístico sobre las tablas, entregándose al tango en el "Trío Tango" junto a Roberto "Camaleón" Rodríguez al bandoneón, y su hijo Gastón Rodriguez a la guitarra, con quién formaría posteriormente el dúo "Tango Bar". 


Boleros llegados desde la otra orilla del Atlántico, arrastrados hasta aquí por sus corrientes, al gusto de las sirenas.

Ahora Marcos "Dandy" Meléndrez bucea de nuevo en las profundidades conmovedoras  del bolero y lo hace "Mirando al mar", dándole una distinción de localización del entorno coruñés que le imprime otro "carácter" :"No es lo mismo hacer música aquí que hacerla en Cuba" --explica Marcos. 

Y él lo hace reinterpretando  con la elegancia vocal y la dicción emotiva que lo distingue, con  burbujas de ironía que "refrescan" y restan, solo lo justo, el dramatismo, el sabor "sensiblero" del que se impregna este género universal, sin  que estos episodios musicales nostálgicos pierdan su belleza. 

Una buena ocasión para zambullirse de nuevo en las "corrientes del golfo" que nos traen desde el otro lado del Atlánticoversiones de clásicos, empezando por Bola de Nieve, cantante de cabecera de Marcos , nadan   en las procelosas aguas del sentimiento en compañía de temas de Antonio Machín y Armando Manzanero, entre otros. 

 En esta nueva travesía musical está acompañado por  Rubén Barros Deschamps, guitarra;  Miguel Martínez, contrabajo y Carlos Meléndrez en la percusión.