martes, 29 de diciembre de 2015

"ASFIXIA" DE DISCO LAS PALMERAS! ENTRE LOS 10 MEJORES DISCOS NACIONALES


Con la llegada de un nuevo año se repite el ritual de echar la vista atrás para recopilar los "mejores" trabajos discográficos del que se fue y aventurar un futuro a corto y medio plazo de los artistas, veteranos o primerizos, que se apuntan  a nuevos retos. 

Los medios de comunicación, prensa, radio y tv confeccionan sus correspondientes listados en función de las preferencias  del público a los que van dirigido. Y como los gustos son variados, las "listas de los mejore del año" son heterogéneas 

 Se cumple el dicho de que "cada maestrillo tiene su librillo" que suelen aplicar creando un marco musical plural, estilísticamente, como son las preferencias de los aficionados --jazz, blues, pop, rock, electrónica,rap, metal, hardcore, punk, folk,mestizaje y música étnica, entre otros --.

Una de las revistas musicales independientes más importantes, "Mondosonoro" ya ha confeccionado su listado de "Los mejores discos nacionales 2015 "  que encabeza el grupo madrileño encuadrado dentro del post- rock instrumental  "Toundra", con su disco "IV".

Puede sorprender que un disco de rock instrumental logre está clasificación, lo que en un principio diseña unas "ganas de cambio" en el entramado musical de diseño indie. 



En esta relación, entre los 10 primeros, figura en el 6º lugar la banda gallega "Disco Las Palmeras!" , que con su disco "Asfixia" ha levantado una gran polvareda de halagos de variada procedencia crítica a los que añado mi visión personal cuando se editó:

"Los títulos de los discos suelen tener una relación directa con el contenido de los mismos. Son como un avance de lo que nos vamos encontrar en su escucha, bien en el sonido o en la temática, o ambas cosas a la vez.

"Asfixia", el tercer disco de estudio del grupo gallego  "Disco Las Palmeras" formado por Diego Castro (voz y guitarra), Julián L. Goicoa (guitarra) y Martiño Salgado (batería),  que tiene en localidad lucense de Sarria su punto de encuentro y base de operaciones, es orientativo y nos pone sobre la pista de música "furiosa", veloz en sus desarrollos, plagada de pedales de efectos, con letras entre sombrías y melancólicas que conforman un bucle de "asfixia emocional" que transita entre la angustia de los sueños y la crudeza de la realidad contemporánea , con sus correspondientes decepciones. 

En este tercer trabajo siguen en la línea de la saturación sonora, experimentando con nuevos sonidos , con la inclusión de teclado, y con mayor presencia de voces que en sus anteriores trabajos , “Nihil Obstat” (2011) y “Ultra” (2013 ), que los colocaron en una estancia diferenciadora del panorama indie. 

Al escuchar los temas persiste la sensación de "asfixia", de ansiedad y desasosiego,  creada  por la atmósfera dominante de la desmesura sonora autodestructiva del "shoegaze", desarrollando estructuras  con espasmos de intensidad  aliviada por algún aliento pop que alivia los excesos sonoros  que empastan  historias  de abstractas relaciones y extrañas relaciones en primera persona que hablan sobre sentimientos y sensaciones, con una meticulosidad, en la que las voces tienen más   protagonismo que en discos anteriores y la inclusión de instrumentos como sintetizadores y chelo".

Enhorabuena y a seguir "cogiendo aire" para ensanchar su carrera para proseguir hacia nuevos retos.