viernes, 5 de septiembre de 2014

TONY BENNET Y LADY GAGA JUNTAN SUS "MEJILLAS" EN UN DISCO PARA "GOZAR"

                                                  "CHEEK TO CHEEK"


«En mi opinión, Tony Bennett es el mejor cantante que hay en el negocio (del espectáculo). Me emociono cuando le veo, me conmueve. Él es el cantante que ve lo que el compositor tenía en su mente, y posiblemente un poco más» (Frank Sinatra, elogiando a Tony Bennett en la revista Life, 1965).
Estos elogios muestran la admiración -- que era mutua -- que se profesaban  Bennett y Sintra, a pesar de ser "eternos" rivales. A sus 87 años Tony Bennett mantiene  un estado de forma inusual para su edad y sigue ofreciendo decenas de conciertos al año paseando por su estilo "crooner" temas standards o canciones clásicas de la música popular, mayormente baladas y jazz

 A lo largo de una dilatada carrera de más de seis décadas Tony Bennett ha vendido 50 millones de discos y ha sumado múltiples galardones, como 17 premios Grammy y dos premios Emmy. Tras una prolongada crisis en las décadas de 1970-80 por problemas personales y por el cambio de las modas musicales,volvió a las "andadas"  en los años 90 y ya en el siglo XXI se especializa en grabar discos de duetos con otras estrellas de la música  en los que su bien timbrada voz y su poderío interpretativo echaba un "pulso" a Lady Gaga, Amy Winehouse, Mariah Carey, George Michael, Elton John, Barbra Streisand, John Mayer, K.d. lang y Michael Bublé, Christina Aguilera y Gloria Estefan entre otros, logrando la admiración de estas estrellas y dándose a conocer a las nuevas generaciones.
"Arrimarse" a él es todo un lujo, de ahí tanto Amy Winehouse, en su día y la ecléctica diva del pop Lady Gaga -- con la que ya había grabado la canción «The Lady Is a Tramp» para el disco Duets II--le dijo después de la experiencia “Quiero hacer un álbum de jazz contigo”». La idea no le disgusto a Bennett y declaró que entre sus proyectos estaba grabar un disco de "swing", con Lady Gaga a quien definió como “una de las mejores cantantes” que había escuchado, y aseguraba el disco iba a “sorprender a todo el mundo”.
A todo el mundo no sé, pero lo que es a mí, sí que me sorprendió. Ahí es nada, Quién iba a pensar que la diva de los freaks y de buena parte de la modernidad, la "camaleónica" y provocadora cantante, convertida en una de las más influyentes divas del pop, cantando jazz…y no del "todo mal"…con un "crooner" veterano.

Escuchándola uno llega a la conclusión de que Lady Gaga sabe cantar jazz y, lo hace con soltura como una diva del swing.
“Para Tony era muy importante que este fuese un disco de jazz. Yo llevo cantando jazz desde que soy una niña y mi intención es mostrar la verdadera faceta del género”, apunta . “Hemos hecho un disco lleno de clásicos pero con un giro moderno”, ha señalado Lady Gaga recientemente en un comunicado distribuido por el sello discográfico Universal.
Bennett en cambio lleva cantando clásicos del repertorio jazz americano toda su carrera e intentando forjar un puente entre el pop y el jazz, por eso espera que todos los fans de Lady Gaga abracen esta música y la bailen, según ha dicho el veterano artista.
El disco recorre clásicos del repertorio jazzístico estadounidense «Anything Goes» , «Cheek to Cheek»-- que da título al álbum -- «Nature Boy» ,  «I Can't Give You Anything but Love»  , «I Won't Dance» , «Firefly»  , «Lush Life» , «Sophisticated Lady» ,  «Let's Face the Music and Dance» , «But Beautiful»  y  «It Don't Mean a Thing (If It Ain't Got That Swing)»  
Tony Bennett y Lady Gaga no han estado solos en la grabación, a su lado compartieron estudio el cuarteto que suele acompañar al cantante: Mike Renzi, Gray Sargent, Harold Jones y Marshall Wood, además del pianista Tom Lanier y el trompetista Brian Newman, amigo de la Gaga al que acompaña su quinteto NYC.
Resumiendo: un disco RECOMENDABLE, para gozar con su escucha