sábado, 17 de septiembre de 2016

TINO CASAL. EN EL , 25 ANIVERSARIO DE SU MUERTE LLEGA UN DOBLE CD, "LA PIEL DEL DIABLO" , Y UN LIBRO "ORO NEGRO" PARA REIVINDICAR SU LEGADO


El 22 de septiembre se cumplen 25 años del trágico accidente en el que perdió la vida Tino Casal, uno de los artistas más innovadores y polifacéticos del país. Soy de la opinión al respecto de que su figura y su obra no ha sido suficientemente reconocida, ni en su momento, ni con el paso de los años.

"Ave Fenix" del pop español, en muchas ocasiones se le ha cubierto con un manto de frivolidad, quedándose solo en lo superficial y anecdótico, lo que ha provocado que su legado se diluya en el tiempo... Muchos de sus temas suenan rabiosamente actuales aún 25 años después de su muerte y, si profundizamos más allá de sus grandes éxitos, descubrimos letras profundas, sensibilidad y el marcado carácter visionario de Tino.

Ahora se reivindica  su figura y su legado a través de un doble CD, un álbum recopilatorio,  titulado "De la piel del diablo" que contiene 34 canciones remasterizadas por Julián Ruiz y Javier Losada 

También, coincidiendo con este aniversario, llegará el libro colectivo "Oro Negro" donde se rinde homenaje a Tino Casal como se merece en el que participan algunos de los dibujantes y escritores más destacados del país.


Y es que Tino Casal fue una excepción en la cultura española de los ochenta. Una persona con una cultura musical fuera de lo normal.  Fue compositor, cantante y arreglista, pero también pintaba, dibujaba, diseñaba..." un artista en el sentido más amplio de la palabra" comenta Julián Ruíz que, cuando lo oyó cantar, quedo admirado por sus registros vocales, " tenía casi cuatro octavas, una barbaridad, no hay nadie que cante así".

Después de años de carrera con grupos  como Los Archiduques, capaces de utilizar gaitas asturianas en canciones pop, Casal se reinventó con un estilo totalmente personal en el que mezclaba lo barroco, con lo renacentista, con el exceso y con el brillo o glitter como dicen los anglosajones. 

Hizo las maletas rumbo a Londres, capital europea del pop . Y allí se convirtió en un confeso admirador de David Bowie  quien abanderaba una corriente musical etiquetada como glam rock, new romantic o techno. Se empapó no sólo de aquellas modas musicales derivadas del nuevo rock, sino asimismo de las vanguardias estéticas, de la manera de vestir entonces.

 En 1981 editó el álbum Neocasal. Y a partir de entonces se hizo popular sólo con su apellido.  llegó al número 1 con "Champú de huevo". Y al año siguiente de nuevo acertó en la diana con "Embrujada". Seguiría en 1983 con un éxito, algo menor, cantándonos "Póker para un perdedor". Que figuraría en su segundo álbum, "Etiqueta negra". Volviendo a encabezar las listas  nacionales con "Pánico en el Edén",

 Ya en 1984 que fue  sintonía de los espacios dedicados a la Vuelta Ciclista a España. En sólo tres años se había convertido en un cantante arrollador, diferente a los demás. Tras una ausencia debida a una grave enfermedad regreso en 1987 editando "Lágrimas de cocodrilo" que contenía la versión de "Eloise" (un clásico de 1968 cantado por Barry Ryan y compuesto por su hermano gemelo Paul Ryan, también versionado por The Damned en 1986), que llegó a ser número 1 y se convirtió en uno de sus temas más emblemáticos.



Este trabajo, "De la piel del diablo", se compone del CD "Los imprescindibles", que reúne los grandes éxitos de Tino Casal, y un segundo CD, "Los olvidados", que recoge los temas que pasaron más inadvertidos pero que merecen ser rescatados. Un total de 34 canciones.

Tino Casal falleció el 22 de septiembre de 1991 a los 41 años a causa de un accidente de tráfico en Madrid.Fue la única víctima mortal .