lunes, 19 de septiembre de 2016

NANI GARCIA TRIO: CINEMA-TOJAZZIA,













Las bandas sonoras y el jazz, siempre se han llevado muy bien. Tanto es que muchas de ellas están compuestas en clave jazzística y también son numerosas las recreaciones de bandas sonoras pasadas al jazz con lo que adquieren una nueva personalidad musical. Este es el caso de "Cinema-Tojazzia" de Nani García Trío con acompañamiento de cuarteto de cuerda.  Una "delicatessen" musical para todos los gustos.



Nani García, compositor, músico y productor musical coruñés, fundador del grupo de jazz Clunia, a principios de los años 80, su carrera comenzó como pianista de jazz para ir ampliando, sin olvidar su "partida de nacimiento musical",  su trayectoria por diferentes territorios musicales, entre ellos

 los diversos formatos del medio audiovisual. 

Su sello personal queda plasmado en obras del cine de animación como "De Profundis", "Arrugas" o el multigalardonado cortometraje de animación "El Gigante" lo cual lo señala como uno de los especialistas en el género. En su nuevo proyecto, "Cinema-Tojazzia", al piano, en compañía de Miguel Cabana (batería), Simón García (contrabaixo), a tomado como referencia composiciones propias "exprimiéndolas " y sacándoles el zumo de jazz para servirlas para deleite de los aficionados. 

En este proyecto explora de forma muy concreta el "melting pot" -- la idea positiva de que se produce una convivencia armoniosa --  resultante de mezcla de melodías de autoría propia, extraídas de bandas sonoras o partituras escritas originalmente para teatro o televisión, puestas en el contexto jazzístico sin renunciar a la emocionalidad que supone el acompañamiento siempre expresivo de la cuerda tan afín al mundo de la música en el audiovisual, que corre  cargo de  Eduardo Coma (violín), Lázaro Wilman González (violín), Raymond Arteaga (viola) e Luís Enrique Caballero (violoncello).

"Cinema-Tojazzia" es un trabajo delicado, emocional , estimulante, imaginativo, con el papel del solista explorando los entramados armónicos, sin olvidar los elementos rítmicos, buscando siempre un giro melódicamente  expresivo, secundado por una muy eficaz retaguardia, y amplificado en algunos temas por el cuarteto de cuerda que confieren a la obra gran belleza formal. 

"De profundis", "Grande Sole", "Limpeza de sangue", "Agoiro do mar ferido", "Vals de Celavella", "Pratos combinados para trío","Preludio nº1 para cuarteto de corda e percusión", "Bosquexos sobre El niño de Barro" y "Quen me dera na casiña" se escuchan en un "pis-pas" y esa escucha deja un poso de benefactora sensación que pide más.