sábado, 21 de junio de 2014

DESMEMORIAS REVISADAS: HACIENDO MÚSCULOS





Rehaciendo el catálogo de los recuerdos a base de prospecciones en las profundidades de estanterías y cajas, me encontré con un tratado de gimnasia de Charles Atlas, un Sr. "cachas" que en los años 50 y 60 había inventado un método para hacer músculos sin pesas a base de ejercicios de tensión dinámica.

 Amarillentas por los efectos del tiempo, repase --solo con la vista -- las imágenes de dichos ejercicios, al tiempo que esbozaba una sonrisa cargada de nostalgia, recordando aquella época en la que se me dio por convertirme en un "tío cachas" , cuando los primeros pelos de la barba empezaban a sombrear mi cara, camino de convertirme en todo un hombre.



Por entonces era un consumidor del cine histórico de aventuras ambientadas en la Antiguedad y mi ídolo de juventud era Steve Reeves, un "todo músculos" que solía encarnar a Hércules y que igual le rompía las quijadas a un león --por lo menos -- que de un manotazo hacía volar a tres o cuatro contrincantes--por lo menos --.

Recuerdo que delante de un espejo hacia mis sesiones diarias hasta que, en vista de que los músculos no "crecían" como yo esperaba, abandone los ejercicios para dedicarme a los de las barras de cafetería y el "levantamiento de vidrio".