viernes, 17 de enero de 2014

EL CORUÑES CORO DE CANTIGAS DA TERRA FUE EL PRIMER GRUPO GALLEGO QUE ACTUÓ EN EL FESTIVAL DE LORIENT.

GERANIO TORREIRO ANTÓN:

"EL CORUÑES CORO DE CANTIGAS DA TERRA FUE EL PRIMER GRUPO GALLEGO QUE ACTUO EN EL FESTIVAL DE LORIENT.


 Por Rosendo Mazaira- Entrevista publicada en El Ideal Gallego 1999.

 Hoy las embajadas de “lo celta” están en todo el mundo, aunque, el Festival Intercéltico de Lorient, se convierta todos los principios de agosto en el centro de todas las convenciones. Lorient, en la Bretaña Francesa, es un crisol cultural en el círculo céltico  dónde lo tradicional, de inspiración antigua y hermosa,  emerge sin fundamentalismos artísticos de lo moderno y señala el futuro recordándonos el pasado.

 Desde hace 25 años, y gracias al trabajo incansable y muchas veces anónimo del coruñés Geranio Torreiro Antón, Galicia tiene el privilegio de  compartir este grandioso escaparate, este espacio cultural protegido, donde se hermanan países que tienen mucho en común, a pesar de las distancias que los puedan separar.

Jubilado, y a punto de cumplir 70 años, Geranio Torreiro, embajador plenipotenciario del Festival Intercéltico de Lorient  en Galicia durante 25 años, revive con nosotros el largo camino recorrido hasta llegar a la edición 31 de este evento de resonancia mundial que reúne a paises hermanados, en diferentes grados, por una cultura común: la celta  .

Hace 25 años hablar de cultura celta por estos lares era, como mínimo, una locura. ¿Como un coruñés llegó a convertirse en delegado de ese territorio cultural en Galicia ?.

Locura no sé, pero, quimera sí que lo era. Yo no era el único “visionario”, había más, como otro coruñés, Nonito Pereira, que también estaba “mirando” hacia esa cultura con producciones discográficas como las de  “Fonte do Araño” de Emilio Cao y “Milladoiro” de Antón Seoane y Rodrigo Romaní. Mis primeros contactos con Lorient los tuve estando yo en Cántigas da Terra, agrupación en la que entre como corista en 1955  y en la que fui bailarín, maestro de baile y  escenógrafo hasta 1980 . En 1958 Cantigas da Terra fue a actuar a  Brest  y allí conocí a una persona importante en la organización del mismo. Al desaparecer el Festival de Brest , varios organizadores de este festival, entre ellos mi amigo, montaron el de Lorient, y como no habíamos perdido el contacto, se acordó de mi y en 1976 me ofreció ser el “hombre de Lorient” en Galicia . ¿ Cuál fue el primer grupo que lleve?...¡Cantigas da Terra! y Fuxan os Ventos la primera formación folk gallega que piso el Festival.

Hoy, lo celta esta de moda. ¿ Hace 25 años como estaba?.

Eran otros tiempos, y muy difíciles. Fue realmente duro incorporar a Galicia a esta cultura. Recuerdo que, cuando iba a algún organismo o institución ofreciendo el Festival, poco menos que se echaban las manos a la cabeza y me tildaban de revolucionario. Con el tiempo se vio que el Festival de Lorient era y sigue siendo un movimiento cultural importante y aquellos  “miedos” de que lo celta fuera un abanderado del nacionalismo, se fueron diluyendo.
¿El de Ortigueira es el Lorient gallego?.

Cuando nació el de Ortigueira, cuya primera edición fue el 30 de julio de 1978,  que duda cabe de que lo hizo a imagen y semejanza de Lorient. Es más, yo diría que nació en Lorient a donde yo había invitado a la Escola de Gaitas que dirigía Garrote, quién tomo muy buena nota. Al año siguiente se celebraba el primer Festival de Ortigueira a donde me invitaron de forma especial para mantener los contactos con Lorient.

¿Después de 25 años como “embajador” de Lorient en Galicia, se habrá  forrado?. 

Esa pregunta mejor se la hace a mi mujer que se la responderá muy bien (risas). ¡Ni un duro cobre!. Es más, muchas veces tuve que pagar cosas de mi bolsillo y hoy es el día que doy las gracias a Aguas de A Coruña, donde trabajé por las facilidades que siempre me dieron. Eso sí, estoy “forrado” de contento por haber puesto mi granito de arena a que Galicia tenga hoy un lugar de primera fila en este Festival.

¿Se da cuenta que a estas alturas de la película es toda una institución? .
Tanto como una institución, no se yo. Lo que si es cierto que las puertas que antes se me cerraban, hoy se abren de par en par. Lo que al principio eran dificultades, ahora son todo facilidades, ya que, Lorient tiene un gran peso cultural en todo el mundo. Antes, cuando iba a cualquier sitio y decía mi nombre, que por cierto es bastante llamativo, había cierto “recochineo” (risas) . Hoy , ya no hace falta que lo diga . Es la gente quién me saluda.

¿Que suscitaba al principio la presencia gallega en este Festival, curiosidad o interés?.

Yo diría que  al principio, nuestra presencia suscitaba solo curiosidad. Una curiosidad que, con el paso del tiempo, se fue transformando en interés. Ahora, además de música  y baile, Galicia está presente con diferentes manifestaciones artísticas como pintura, escultura, literatura, etcétera. El interés por todo lo nuestro es tal, que el festival del 2001 lleva por nombre el del “Año de Galicia” y por tanto la embajada gallega será mucho más numerosa con la ayuda de la Xunta, que se metió de lleno. Se habla de llevar el Ballet Gallego, el grupo de gaitas del IGAEM, tres bandas, el grupo de danzas de Xacarandaina, posiblemente Mercedes Peón, e incluso de Carlos Núñez que es un asiduo del festival.

Paradojas del destino, ahora que se celebra el “Año de Galicia”,  usted, que lo hizo posible con su trabajo durante 25, va y se jubila.

Veinticinco son muchos años en un cargo y hay que dejar paso a gente más joven. El cargo esta en muy buenas manos ya que el delegado actual, Juan Ignacio Pérez Ramos, al que yo presente como sucesor, tiene amplios conocimientos al respecto. Este año estaré en el “Año de Galicia” como invitado de honor lo que para mí es muy emocionante. Por cierto, aunque deje el cargo,  sigo manteniendo mis vínculos, y no solo emotivos, con el Festival ya que lo sigo representando, no solo por parte de Galicia, sino de toda España, en la Comunidad Económica Europea, donde permanezco como delegado del Festival. ¿ Como llegue ahí?. Porqué hace algunos años el Festival tuvo necesidad de pedir ayudas dentro del programa Calidoscopio de la Comunidad Europea. Para ello se eligieron a cuatro personas: un escocés, un irlandés , un bretón y un gallego. Y me toco a mí. 

¿ Como seleccionaba a los grupos que debían participar en Lorient?.

Siempre buscaba a quiénes tuvieran una calidad contrastada ya que en Lorient había grupos de mucha calidad. Durante todo el año hacia un seguimiento minucioso de los grupos de Galicia y no solo llevaba a los consagrados sino que incluía a grupos nuevos para darles una oportunidad. ¿ Pagar?. No, nunca se pago nada  a los grupos, a excepción de los gastos de viaje y estancia. Ahora bien en el caso de figuras consagradas como Carlos Núñez, lo que hace la organización es contactar con la compañía de discos directamente para llegar a un acuerdo ya que el festival es un escaparate mundial de la música celta.

¿Alguna vez soñó con que A Coruña tuviera un festival hermanado con Lorient?.

Pues sí. Lo cierto es que no es ninguna utopía. Hubo varios intentos que no tuvieron continuidad y se quedaron en festivales exclusivamente musicales. El Festival de Lorient nació muy pequeñito. Comenzó con tres países, después se salto a cinco y en la actualidad son siete. Asturias fue el último en llegar  ya que el Principado estaba muy interesado en ello. Hoy, la población de Lorient , que es de 150.000 personas, se duplica durante los 10 días del Festival. No cabe duda de que un certamen de esta índole, bien organizado, sería un evento de enorme magnitud cultural y turística.