martes, 11 de junio de 2013

HISTORIAS E HISTORIETAS...EN FORMA DE CUENTOS O ASÍ

PROLOGO A MANERA DE INTRODUCCIÓN
"De alguna manera hay que empezar"


¨Y porqué no?. ¨Porqué‚ no contar las experiencias e inexperiencias que uno se ha encontrado en los variados habitaculos del panorama musical?. Siempre queda, sobre todo a la hora de releer estas his-
torias o historietas, la duda de si este cúmulo de situaciones puedan llegar a interesar a alguien que no sea yo, a pesar de que, en más de una ocasión, al ser relatadas, levantaron más de una risa.Si este recopilatorio hace reir, ya es algo.

Cumplidas con creces las bodas de plata con el entorno musical, y antes de que los achaques de la deformación profesional -- que viene siendo otra forma de reinterpretar los vivencias -- hagan su a-
parición en la madurez de mi vivir, he decidido unilateralmente ejercer de contador de historias, las mias, con total inmodestia. No en vano, después de doblar el medio siglo, uno se marca un "agarrao" con la osadía y se explaya sin remordimiento alguno por encima del que dirán.

A expensas de lo que escriban mis amigos en el prólogo, por                                                                                                      nada del mundo me voy a perder la oportunidad de explayarme en el auto-homenaje que creo merecido. Al menos, de esta manera, desahogar‚ algún que otro resquemor putrefacto que he tenido que soportar largo tiempo por motivos de elemental convivencia.

Este surtido variado de historias e historietas, no pueden ni deben ser consideradas como  "memorias". En todo caso, podrian ser consideradas como "desmemorias revisadas" a fuerza de ejercitar los mecanismo del recuerdo que, en ocasiones, he tenido que restaurar con aproximaciones por falta de concrección en las fechas.
Por lo demás, dar fe de que las historias e historietas aquí contadas no son sub-productos de la fantasia y pertenecen al patrimonio vivencial del narrador...Aunque, pensándolo bien, tal vez se
me haya escapado alguna morcilla metafórica para adornar las formas literarias. 

Para terminar el primer cap¡tulo de este manuscrito ,en formato deprólogo - introducción ,en donde suele explicarse el como,cuando yhasta el porqué‚ del trabajo,con criterios de auto-promoción expuestos con talante aclaratorio,quiero traspasar a los lectores de pago , el testimonio escrito de un confeso admirador de mis trabajos en prensa y radio, donde no se " corta un pelo"a la hora de proclamar su "admiración" hacia mi persona --¡­ya iba siendo hora!--:

"Después de leer el  ibro " Rock & Grelos " de Alberto Casal donde su nombre sale a relucir mayoritariamente en el apartado de "Nomes Propios",dentro de la sección "Os 4 Fantásticos",quiero manifestar mi personal gratitud por todo lo que a hecho a favor de la música en Galicia. Comparto la creencia expuesta por los mienbros de"Milladoiro" en entrevista publicada el dia 16 de Enero de 1994,en La Voz de Galicia,donde publicamente dicen:" Neste Pa¡s non se ten me dida do que se lle debe". (­Bien dicho, coño!).Por lo que a mi respecta,decir que  "entre "en el mundo de la música de jazz, blues y rythm & blues,aprendiendo a conocer y reconocer aspectos que considero importantes en la música rock.Estoy casi seguro que ,sin ellos ,mi aprendizaje hubiera sido mucho más lento y menos extenso. No se trata de hacerle la pelota,solo deseo agradecer la "chispa" de motivación que ha proporcionado a mí  y a muchas personas m ás...".

¨Demasiado bonito para ser cierto?.Pués...lo siento mucho por los incrédulos .Esta carta existe y no la escribió ningún pariente ni amigo.Una encomiástica epístola definitiva en la decisión de mostrar mis aventuras y desventuras andariegas por el mundo de la música.Para terminar de empezar, un ruego interesado: " Tanto si le gusta lo que lea a continuación , como si no, recomiéndelo a sus amigos y mis enemigos ,sin olvidar,! faltaría más ­,a familiares y vecinos.

Hágame publicidad,aunque sea buena. Cuantas más unidades se vendan de esta "cosa" encuadernada,mejor para m¡.Gracias por su atención. !Que Ud. lo lea bién­, a poder ser de un "tirón de ojos".