lunes, 19 de febrero de 2018

LOS PONTIAKS VUELVEN LOS CIRCUITOS A TODO "HOD ROD ROCK" EN VINILO


          CON PARADA EN EL "MOTEL ACAPULCO"




Después del EP "Psycho-Sonic- Boogie" y " Hooba-Doooba" el combo vigués de música instrumental "Los Pontiaks" -- Andre-Loud Rider, guitarra ; Billy King(uno de los grandes personajes de la escena gallega, miembro de formaciones como Los Cafres o The Killer Barbies batería y  Mr. Cobra, contrabajo -- vuelven a los circuitos musicales pisando a fondo  el acelerador de su "hot rod" -- una especie de mecanismo sobre ruedas capaz de hacer surgir toda su potencia en pocos segundos--, con "carrocería de vinilo color rojo" impulsado por un combustible musical de alto octanaje -- rockabilly, surf, boogie -- que lleva por nombre "Motel Acapulco"(Toxic), donde albergan 18 temas de propia autoría, y la inclusión de algunos temas de sus anteriores trabajos que,  impulsados con impudor por una carburación rítmica controlada, ausente de frenada por momentos, y  adictivos exóticos, que facilitan una aceleración sensorial imparable. 



Durante las últimas etapas de la "locura" de la música de surf, muchos de sus grupos comenzaron a escribir canciones sobre coches y chicas, un estilo que   más tarde fue conocido como "hot rod rock", que tiene similitudes con él surf con la diferencia de que este "huele a salitre" y el "hod rod rock" huele a "gasolina" y el sonido de sus "motores"(temas) es más acelerados  y los  "neumáticos"(instrumentos) son más chirriantes.



 El "hod rod rock" fue ensamblado en las factorías musicales de Detroit, la ciudad de los motores, y en estos vehículos musicales se subieron grandes pilotos del rock´n´roll durante la época de los 60. 

Este estilo instrumental "rugiente" tuvo una importante repercusión , aunque sin llegar a los grandes éxitos, durante las décadas de los 70´y 80´ y se encerró en los garajes coincidiendo con el boom del CD en los 90, para convertirse en un estilo de "culto" para coleccionistas y buscadores de "rarezas". 

Volvió a "maullar"  a  circular en los últimos años impulsado por las reediciones en vinilo de discos agotados por parte de discográficas "alternativas" como "Sundasez", "One Way" y "Del -Fi", con lo cual volvió a colocarse en la línea de salida de los circuitos musicales independientes, donde esta "biela incandescente"-- significado literal de hot rod -- vuelve a ser apreciado. 




Es por tanto de agradecer que Los Pontiaks, hagan este tributo a la música de "levantarse y bailar" influenciados por clásicos de los 50 como Dick Dale, Link Wray, Johnny Burnett o Duan Eddy, y grupos más contemporáneos, como Stray Cats o Ramones, obsequien a los aficionados con un trabajo de temas propios que "pican bien las bielas" en este disco de " vinilo para coleccionistas", grabado por Gonso Pedrido de Estudios Villa Angelina - Vigo, bajo el sistema  APAG  --" aquí te pillo, aquí te grabo"--, con Silvia Superstar haciendo coros en el tema que da nombre al LP. 







Los Pontiaks, abducidos por un profundo sentido del espectáculo, se plantan en escena con máscaras cadavéricas y cascos prusianos de la primera guerra mundial y, según la ocasión, con elegante smoking o mono de trabajo, para dar un mayor énfasis escénico a sus directos.