domingo, 15 de mayo de 2016

ROSA CEDRÓN SE "DESNUDA"


En la portada de su nuevo disco,"Nada que perder" aparece Rosa en una foto artística, como vino al mundo, aunque "tapada" por su inseparable violonchelo. Una imagen que es indicativa del propósito que encierran las composiciones de su reciente disco, "Nada que perder". Mostrarse tal cual es hoy artísticamente.

 Tras estar nadando entre "mares" en su trayectoría artística, hasta llegar a fijar su personalidad, esa que hoy se escucha en las 10 nuevas hermosas canciones que "visten" el interior del disco, Rosa Cedrón se tomo su tiempo a la hora de definir su camino en solitario. 

Evidentemente tenía antes si una encrucijada de direcciones por dónde ir, sus cualidades se lo permitían. Siempre tuvo como meta, desde que dejó Luar na Lubre en 2005, avanzar musicalmente con la vista puesta en nuevos horizontes.Y hacia allí se lanzo en solitario, a nadar "Entre dous mares" (2007), "brazeando" entre el pasado y su ansias de dejar constancia de su capacidad de creación. Tras varias colaboraciones y proyectos en el  2010 saca un disco junto a Cristina Pato , encargándose ella de la voz y Cristina del piano. En el 2013 graba el disco "Cantando a Galicia" con Paco Lodeiro y Sito Sedes , proyecto que además incluye una gira de conciertos. 

Tres años más tarde --la secuencia de los discos es la de 3 años -- va y sin "Nada que perder", Rosa ganó , en mi opinión, esa personalidad que a partir de ahora vestirá su carrera profesional .Su voz -- que había "enamorado" en su día a Mike Oldfield y lució ,  en el Horse Guarde Parade durante la presentación del Tubular III cantando  "The inner Child" y haciendo coros junto a a prestigiosas voces del pop británico, además de tocar el violonchelo en "Moonwatch" -- suena en "Nada que perder",  serena, emocional e inspiradora alternando en las canciones estimulantemente hechicera .

Valiente y confiando en sus contrastadas cualidades y calidades artísticas, saca el freno a su creatividad, dejándola fluir en la estratosfera de la "new age" con melodías que expanden sin cliché la envoltura de nuevas sonoridades. 

Es de señalar que en este disco Rosa vuelve a retomar el "romance" con el cello,  el instrumento que situó a Rosa en la órbita musical, poniéndolo en la portada del disco. Las canciones de composición propia -- "Un desert dans tens mains" ."No seré yo"."Promises" ."Seréname" ."Sablier "."Benditas Feridas"."Red Velvet "."The Seagulls dance"."Lia soños" y  "Tu libertad" --están interpretadas  en diferentes idiomas, reflejo del legado enriquecedor de su paso por el mundo: gallego, inglés, español y francés. 

Miguel Arthus y Josh Prada son los autores de algunas de las letras del álbum, imprimiendo poesía en cada una de sus participaciones y ornamentando el universo vocal de Rosa Cedrón.