miércoles, 11 de mayo de 2016

FIESTA LATINA CON MARC ANTHONY EN A CORUÑA


Tremenda expectación levantada ante el anuncio del concierto del neoyorkino de origen portorriqueño Marc Anthony, toda una celebridad de la música, latina en el Coliseo de A Coruña, que se convertirá el próximo 29 de junio en toda un "Gozadera"  con el cartel de entradas 
-- 8.500 -- agotadas a los pocos días de ponerse a la venta.

 Un concierto que ya de antemano se ha convertido en una verdadera fiesta, latina,  para todos aquellos que gustan de disfrutar y bailar.


Las redes sociales se habían convertido en un hervidero de comentarios sobre la posible visita de Marc Anthony al Coliseo ante el silencio inicial del Ayuntamiento que posteriormente la confirmo. 

Había dudas ya que ese mismo día actúa en el Palacio de la Ópera "Wilco", un concierto largamente esperado por sus fans. Así pues el 29 de junio "abarrote" musical en A Coruña por donde han pasado grandes estrellas de la música latina. 

En el 90 llegó Lalo Rodriguez, con su "Devórame otra vez". En el 91 lo hizo Juan Luis Guerra anunciando que "llovía café en el campo " y metió alrededor de 12.000. Tras él llegaría Carlos Vives con el ballenato , Gloria Estefan reconciliada con sus raíces cubanas en  'Mi tierra'  y Celia Cruz, "la reina de la música latina y de la salsa" con su grito de guerra, «¡Azúcar!», encandilando a más de 8.000 personas, junto a Tito Puente y Rubén Blades entre otros grandes de la música latina que visitaron la ciudad. 

Ahora es el momento de Marc Anthony, un cantante dúctil, cuyos temas van desde la  salsa, pasando por el bolero,la balada hasta el  pop. 

 Es un buen sonero, un salsero de fuste, conoce su tradición y goza dando candela. Y eso es lo que habrá, con previsible mayoría femenina , en el concierto en donde alternará los clásicos de su repertorio, como la célebre 'Valió la pena', con canciones más actuales entre las que estarán "Vivir mi vida" y "La Gozadera", su último gran éxito con Gente de Zona, y otras menos conocidas por el público. 

Casi dos horas de concierto entre baladas y episodios de altura salsera que harán las delicias de los asistentes con Anthony animando a su público y pidiendo gritar "como nunca" a los asistentes al concierto, que seguro no se harán de rogar cantando todos sus temas a pleno pulmón y siguiendo el ritmo con cadencias latinas.