viernes, 25 de septiembre de 2015

MARIA DO CEO: LA VOZ QUE ACARICIA



Esta cantante portuguesa de nacimiento y ourensana de vivencias, llega de nuevo al teatro Colón de A Coruña para compartir su cumpleaños artístico --lleva 20 años y once discos editados -- con un público que siempre le acogió con los brazos abiertos y la escucha atenta para saborear las emociones y los sentimientos que ella transmite con la reverencia  anímica de su voz, llena de matices, ribeteada con registros "mutantes" que modula con brillantez en su colocación. 

Viene, el 2 de octubre a las 20,00 horas -- el 3 estará en el teatro Jofre de Ferrol --y lo hace con sus "Soños cumpridos" -- su último disco -- y trae esas vivencias hechas canciones que ella fué  albergando en el transcurso de su caminar humano y artístico que inició hace 20 años con unas "Cartas de amor" que llegaron a muchos corazones. 

María do Ceo, canta fados al estilo tradicional-- en la línea de Amalia Rodrigues -- y lo hace transmitiendo melancolía, dulzura, pasión, y ternura, ingredientes básicos para el disfrute de esta música, envolviendo de inmediato al público con la musicalidad que brota del alma y que produce escalofríos en su escucha. 

Su voz, que parece estar rellena por una orquesta sinfónica,  empapada  de sentir portugués y  la dulzura natural del idioma gallego, también encuentra acomodo en el bolero que "enciende" con  dramatismo emocional. 

Su manera de cantar y de entender las canciones, de sentirlas, le confieren una personalidad destacada en un mundo tan variopinto como el de la música. 

Sensible, con la sencillez reflejada en la soledad de un máximo de dos instrumentos por pieza, con su inconfundible voz  es capaz de llegar hasta la profundidad de los sentimientos, donde al otro lado se esconden las lágrimas. 

Maria do Ceo, de la que dicen tiene "cuerpo de mujer y alma de fado", además de ser un encanto de mujer, en su perfil humano, con la humildad como belleza a pesar de los premios y los encomiásticos reconocimientos  recibidos en una sólida carrera con itinerario internacional, es una artista que siempre brilla, y con su "voz que acaricia", es capaz de hacer que el público se sumerja  emocionalmente y de inmediato en un ambiente musical presidido por la belleza.