lunes, 19 de enero de 2015

PERFILES CIUDADANOS - ENTREVISTA CON JESÚS MARIA REIRIZ REY - 2.000


PSICÓLOGO SOCIAL, ARTICULISTA, INVESTIGADOR, ESCRITOR , HISTORIADOR DE A CORUÑA Y  PROMOTOR DEL "REIRIZISMO"



Por Nonito Pereira (El Ideal Gallego  2000)

Decir que Jesús María Reiriz Rey es un coruñés, a secas, se me antoja insuficiente para mostrar las dimensiones de su admiración, respeto y cariño por la ciudad que lo vio nacer el 22 de noviembre de 1965, en el número 95 de la avenida de Finisterre.

 Su preocupación y entusiasmo por la ciudad, roza el fanatismo, aunque sin llegar a la  intransigencia o intolerancia. Curso estudios en la Academia Galicia y en el Instituto Salvador de Madariaga, donde se le despertó su pasión por la historia coruñesa. Allí tomo contacto por primera vez con el mundo literario al ser premiado, con un accésit el  Día das Letras Galegas de 1980, por la narración de un breve relato imaginario sobre la ocupación romana de A Coruña. En 1982, se enrolo en la plataforma juvenil de Independientes en Defensa de La Coruña (IDC), para defender la capitalidad frente a Santiago.

Interesado por lo social, curso estudios de psicología en la Universidad Compostelana. En 1993, inicia sus actividades divulgativas en La Voz de Galicia y, posteriormente, en El Ideal Gallego. Redactor en la revista “Galicia en Moda S. XXI”, colaborador de la revista anual “La Coruña, paraíso del turismo”, y de la revista semestral “Corunna”,es coautor de los libros “Crónicas coruñesas”(1994), “A Memoria da Coruña” (1995) y “Miscelánea coruñesa” (1998). Escribió el guión del audiovisual “La Coruña en Video “ (1997), y su primer libro en solitario lleva por título “Nombres del callejero coruñés” (1999), al que siguió el mismo año “La Coruña: hechos y figuras”.

Lo suyo, por A Coruña,  parece rozar el fanatismo...
Creo que los coruñeses nos miramos demasiado el ombligo por una cuestión de amor propio. Soy de la opinión de que todo hay que mirarlo en su justa medida, racionalizándolo. Yo me considero un coruñés más racional que pasional y mi amor por la ciudad no me ciega hasta el extremo de no ver que el 80 por ciento de la superficie de la misma, está hecha un desastre en el plano urbanístico. Da muchísima pena ver como caen bellos edificios que daban un sabor clásico a la ciudad, y en cambio, se mantienen otros que son los que deberían caer.

Siguiendo la premisa de que la historia “es algo que nunca sucedió , escrita por alguien que no estuvo allí”, usted escribió con 15 años, “Alborada en Brigantium”, un relato imaginario sobre la ocupación romana de A Coruña .

Lo hice porque mi imaginación, por aquel entonces, estaba entroncada con la época romana. Creo en la reencarnación y seguramente viví en Roma en otra vida. Por eso, ya  desde muy pequeñito, tuve una gran pasión por el mundo romano, hasta el punto que en el colegio me llamaban “el romano”.

La historia no se hace solo con datos, sino también con interpretaciones. ¿Cuáles son las suyas sobre la ciudad?

La historia de La Coruña es la de una ciudad con primacía a lo largo de la historia que siempre se debatió por mantener su personalidad frente a las agresiones exteriores, y que tuvo que caminar muchas veces sobre la cuerda floja tanto por las amenazas de potencias enemigas de España, como por las del propio interior, que amenazaban la subsistencia de la ciudad.

 ¿Cronista o historiador?.

 Me considero un investigador apasionado por su ciudad.

Tres anécdotas pueden retratar a una persona. ¿ Cuantas hacen falta para retratar A Coruña?

Un tejido tan complicado como el de la ciudad,  habría que retratarlo con muchas anécdotas, que fueron forjando su historia. En lo social yo la retrataría  sobre tres pilares en los que se fundamenta su mito; “La ciudad sonrisa”, “La ciudad en la que nadie es forastero” y “La ciudad de cristal”. Aunque me da cierta lástima ver como estos pilares se van inclinando ya que cada vez hay menos rostros sonrientes y  el individualismo que actualmente predomina en la sociedad, junto la falta de comunicación, está llevando a que uno pueda llegar a sentirse forastero en la propia ciudad que lo vio nacer. Por lo que respecta a la “ciudad de cristal” yo diría que se está convirtiendo en la “ciudad de los cristales rotos” por la desaparición  de las bellas fachadas acristaladas.

En 1982 , se alistó en la plataforma de “Independientes en Defensa de La Coruña”. ¿Porqué lo hizo?

Para defender la ciudad ante el  sangrante "robo” de la capitalidad. Fue un episodio que dejó en mi una profunda huella social. Sentí rabia e indignación al ver como se nos arrebataba, algo que nos era legítimo por derechos históricos. No me dedique a la política porque no tenía la vocación necesaria para caminar sobre el filo de la navaja. Mi sinceridad no me permitiría el cinismo de los políticos

¿Como surgió el “modelo Reiriz” de contrato  matrimonial?

Pues porque a pesar de todo sigo creyendo que vimos en una sociedad democrática que debe de estar abierta a muchas posibilidades, y por tanto, pienso que debe de haber modelos de convivencia diferentes, ya que el convencional, con más de 40.000 separaciones al año, no funciona. El modelo Reiriz es una alternativa que conjuga lo jurídico y lo que se sabe por descubrimientos en psicología clínica, en concreto lo que se conoce como “contratos de contingencia”, que son una técnica para tratar problemas maritales. En la conjunción de ambos aspectos surgió este modelo de contrato matrimonial renovable  y rescindible. ¿ Mi estado civil?. Civilmente soy soltero, pero, yo distingo entre el estado civil y el emocional, y pienso que si el civil es el que da los papeles, el emocional es el que proporciona el equilibrio interior y por tanto el más importante.

¿Cuantos matrimonios han firmado su contrato?

En total, 93 en toda España.¿Coste?. Hay que pagar 19.000 pesetas por  los derechos de autor y los gastos notariales. El boato de la celebración puede existir igual. ¿Loco o visionario?. Tal vez, sea un visionario. Yo me he dado cuenta de que no vivo, ni en mi tiempo, ni en la sociedad adecuada. Viviendo en España, que es un país socialmente muy atrasado, necesitaría vivir en el siglo XXII para que este contrato fuera algo normal. Todas las innovaciones en la sociedad a lo largo de la historia han sido recibidas, primero, con sorpresa, y después, con un cierto recelo. Y esta, no iba a ser menos, ya que afecta a las creencias rígidas de la gente.  

¿Como se acogió en una ciudad como A Coruña, con fama de liberal?
La tradición liberal de nuestra ciudad , esta basada en un concepto de antaño, emanado de su apertura a nuevas ideas políticas. Ahora bien, en su máxima amplitud, La Coruña, no es actualmente una ciudad liberal, lo que se demuestra explicando bien las cosas. Un ejemplo de ciudad liberal es Amsterdan donde las prostítutas están en los escaparates. ¿Se lo imagina en la calle de San Andrés, por ejemplo?. Por eso me molesta mucho que el Alcalde diga que es una ciudad liberal cuando esta encerrada en unos parámetros sociales clásicos que desdicen mucho de su devenir.

Un persona que se ha especializado en narrar e interpretar el pasado de la ciudad, ¿Cómo ve su futuro?.

El futuro de nuestra ciudad lo contemplo con cierto pesimismo en el plano  patrimonial, donde el gobierno municipal esta “patinando” muchísimo . Por el camino que vamos, la ciudad del 2010 será de nuevo cuño , llena de nuevas construcciones y polígonos, con poca “historia” que ofrecer al visitante más allá de la Torre de Hércules y Ciudad Vieja. La verdad que vamos a vivir los coruñeses es la de una ciudad artificial en ese sentido.

¿En que trabaja actualmente?

Me gusta trabajar sobre la materia virgen, y en esa línea, estoy terminado una guía informativa orientada más al coruñés que al forastero. Una guía de uso consultivo para los periodistas , de validez para el historiador o documentalistas y, sobre todo, para cualquier curioso deseoso de escarbar en las pequeñas minucias. También estoy preparando un libro, que pienso será pionero, sobre un tema tan complejo como las experiencias próximas a la muerte, para el que ya tengo recopilados algunos testimonios de coruñeses.