lunes, 20 de octubre de 2014

ELADIO Y LOS SERES QUERIDOS: "ORDEN INVISIBLE"


Eladio y los Seres Queridos no solo son, sino que "están", sin aspavientos mediáticos, en posición ascendente con unas canciones, sin trampas ni cartón,  que hablan por sí mismas de la madurez interpretativa del grupo, en un momento de lucidez creativa

Doce canciones interpretadas con "mesura intencional " vocal y naturalidad nstrumental que se hacen "visibles y audibles" dentro de los cánones de regusto ochentero, con letras a manera de poesía sonora y melodías muy cuidadas





 Después de haber ganado el "Premio Galego da Música" a la mejor banda gallega indie- pop 2013, se esperaba un nuevo disco de "Eladio y los Seres Queridos" -- Eladio Santos (voz y guitarra), David Outumuro (batería), Oscar Durán "Uka"(bajo) y Marcos Vázquez (sintetizadores y piano) -- y llegó "Orden Invisible" en el que 12 canciones interpretadas con "mesura intencional " vocal y naturalidad instrumental se hacen "visibles y audibles" dentro de los cánones de regusto ochentero, con letras a manera de poesía sonora y melodías muy cuidadas en sus arreglos, que incluye grabaciones de ambientes reales, cuerdas y metales e, incluso, voces de niños.

 Estamos ante un pop elegante, maduro, sensitivo que rebusca en la dificultad de la sencillez -- --"tener ideas complicadas es muy sencillo; lo complicado es tener ideas sencillas" -- sus formas  expresivas, vocales e instrumentales, en las amplitudes  elásticas de los medios tiempos, donde se perciben mejor los matices  que transmiten emoción, fuerza y sensibilidad. 

Este grupo en el que militan prolíficos veteranos de la música gallega, considerado como uno de los exponentes del pop adulto español --con suaves rasgaduras de rock -- con Eladio al frente, un "anti -sistema musical" que milita  en los sectores de las "contra tendencias" sin complejos, con naturalidad, han completado un disco sin complejos, de largo alcance, asequible, que logra llegar, sin complejos, con sus letras  "inteligentes" y melodías de "naturalidad madurada", a los oídos de los más jóvenes y los más adultos,  lo cual es reseñable en un ambiente enclaustrado en parcelas musicalmente dirigidas por la mercadotecnia. 

La crítica especializada , que sigue de cerca a esta formación, en  la que en muchos casos han depositado la "esperanza" para la regeneración artística de la escena del pop nacional, ha vuelto a valorar de nuevo, positivamente esta colección de canciones  -- "Seremos Santos Inocentes", "Niño Salvaje", "Eternamente", "Los Dinosaurios" (una versión de Charly García de 1983 ), "La Misa", "Highway To Heaven", " Dispositivo Celestial", " El Hundimiento", " El Silencio", " Te Espero Aquí" y "Junto a los Seres Queridos -- que asoma la cabeza con el single "Bella Durmiente" portador de una melodía preciosa, muy evocadora, con una espontanea musicalidad que cala. 

Al frente de la producción de  "Orden Invisible" " están  Manuel Colmenro y Javier Carretero, de los estudios Sonobox, los mismos de "Están Ustedes Unidos" su "alabado" segundo disco. En el panorama discográfico hay una norma no escrita, pero que suele aplicarse, según la cual el "tercer disco" de un artista o grupo marca el "ser o no ser"

. Por lo escuchado en "Orden Invisible", Eladio y los Seres Queridos no solo son, sino que "están", sin aspavientos mediáticos, en posición ascendente con unas canciones, sin trampas ni cartón,  que hablan por sí mismas de la madurez interpretativa del grupo, en un momento de lucidez creativa