lunes, 30 de diciembre de 2013

PABLO SEIJAS: "PARA BRILLAR" ,UN DISCO "ANTI - FRENESÍ"

PABLO SEIJAS: “PARA BRILLAR”




“Para brillar se requiere algo más que luminosidad”… así reza una estrofa de la canción “Para brillar” del álbum de título homónimo de Pablo Seijas, cantautor pop,  compositor principal y cantante de “Misterioso Viaje a Holanda”. Un trabajo que exhibe condiciones intrínsecas de luminosidad, de claridad, compositiva e interpretativa,  que adquieren brillo cuanto más se escuchan, cuando la atención más incide sobre su contenido, dándole una mayor percepción de emotividad. 

Es por tanto un disco, autoeditado, para escuchar en profundidad, de forma placentera y sensible para enriquecer su apreciación.


Cuando lo habitual en la música actual es “cargar” las canciones con estribillos comerciales, llama poderosamente la atención una obra  en la que esos estribillos “brillan” por su ausencia, con letras en claro –obscuro y un desarrollo musical  en donde la expresividad está por todas partes y la sensibilidad es el motor que la produce logrando pasajes ensoñadores, suavemente rítmicos e hinópticos, impulsados por la voz de Pablo Seijas que suena  inquietante y ensoñadora. 

El álbum, grabado a medias en casa y en los Estudios Bruar de A Coruña, cuenta con la producción de Nicolás Vieites, y fue mezclado por José María Rosillo en Audiomatic (Madrid) y, aunque ha sido grabado casi íntegramente por Pablo Seijas (guitarras, voces, teclados, bajos), cuenta con la batería de Adrián Seijas (MVH, Wolrus) y con varias colaboraciones en los arreglos de cuarteto de cuerda y trío de metales, entre otros. 

Música ligeramente envolvente, acústica, agradable que combina niveles instrumentales muy expansivos estilísticamente que se escapan a cualquier encasillamiento, aunque en las canciones , pausadas e introspectivas, son producto de un “viaje interior” en el que Pablo Seijas reflexiona sobre él y sus circunstancias, convirtiéndose “en instrumento del instrumento” aunque en ellas  sobrevuelan los ecos de Bob Dylan, Paul McCartney o los propios Beatles., con arreglos de cuerda y metales, que hacen a recordar a clásicos como Eleanor Rigby.  

Canciones introvertidas – “Justo al terminar”, “Come despacio”, “Me da igual”, “Ningún camino”, “Mi desván”, “Plan sideral”, “Yo”, “Todo parecía andar”, “Animal”, “Yo lo digo así” y “Crisistunidad” –. “Para Brillar” ”…para una obra “anti – frenesí”.