jueves, 11 de junio de 2015

PÓKER DE ASES EN EL COLISEO DE A CORUÑA


Todo parece indicar -- la venta de entradas anticipadas así lo muestran -- que el Coliseo de A Coruña abarrotara sus instalaciones -- 8.500 espectadores -- en los cuatro grandes conciertos programados para este verano que tienen como protagonistas a un "póker de ases" , tres del panorama musical  español y un as  sacado del paisaje internacional : Melendi, el día 20 de junio, Pablo Alborán el 11 de julio, Sting , el 14 de julio y Alejandro Sanz, el 8 de agosto.

Todos ellos, sobre todo los artistas españoles, están en estado de gracia", gozando de una promoción intensa y extensa -- hasta en la sopa diría el castizo -- en los medios de comunicación  que sin duda llevará a miles de sus seguidores al recinto coruñés para rendir pleitesía, al igual que hicieron el pasado mes de marzo los "sabineros".

 Én los últimos tiempos, llenar grandes aforos, era una quimera, de ahí que muchos artistas con renombre eligieran recintos de mediada capacidad, para poder seguir presumiendo de agotar las entradas. A nadie se le escapa que poner el cartel de "entradas agotadas" en el teatro Rosalía, el teatro Colón o el Palacio de la Ópera  que aún siendo anuncio de éxito "circunstancial", no es lo mismo que llenar el Coliseo. 

Pues  esa es la previsión que se baraja para estos conciertos, que de no cumplirse, andará rondado. En "tiempos de bonanza" y con la capacidad de 10.000 personas, los llenos fueron  varios, pero con la llegada de los "recortes" anexos a la crisis y el subidón del  Ivazo, los llenos eran un "bien escaso". 

Cierto que la limitación de espectadores también ayuda pero, los precios, alrededor de 25 euros la entrada más barata, indican que hay más "disponibilidad" económica para invertir en ocio. El último en cerrar contrato fue Alejandro Sanz cuyas entradas van desde los 28 a los 70 euros. Actuará el  sábado 8 de agosto, fecha en la que últimamente estaba ubicado el Noroeste Pop Rock, lo cual induce a pensar en nuevas fechas para los conciertos playeros dentro de un programa de fiestas aún por anunciar. 

De momento, la partida musical del verano, arranca con poker de ases de mano