lunes, 24 de noviembre de 2014

REVOLVIENDO EN LOS ARCHIVOS: "LA ESPANTADA" DE SIMPLE MINDS 1991









Simple Minds toman las de Villadiego

Aunque la respuesta del público no siempre respondiera al optimismo de los organizadores, la Concejalía de Fiestas, con Eduardo Blanco al frente, perseveraba en la idea de convertir a La Coruña en sede de buena parte de los conciertos de calado internacional que llegaban a España. Las puertas estaban abiertas para posibles actuaciones de súper grupos de gira por otras ciudades españolas. Se habló de que vendría Gloria Estefan, pero las gestiones no llegaron a buen fin en esta ocasión. Con la caña y la carnaza preparada, se sigue esperando a que pique una buena pieza… Y pica. Se trata del grupo escocés Simple Minds, que había anunciado conciertos de su gira Real Life Tour en Madrid, Barcelona y Marbella. Las anteriores giras españolas de esta banda referencial del pop rock mundial de la década de los 80 habían cosechado un considerable éxito de público y de crítica.

Se inician con rapidez las gestiones pertinentes para incluir a las huestes de Jim Kerr en el calendario musical de verano coruñés, y el concierto se cierra para el domingo día 28 julio de 1991 en el Coliseo. Se ponen las entradas a la venta y la respuesta es escasa. A última hora, aparecen por el medio las temibles “causas técnicas” y una actuación en Francia, que obliga a cambiar favorablemente la fecha del concierto al sábado 27. Un adelanto que en principio debía de mover más número de personas desplazadas desde otras ciudades dado el carisma de la formación. Y así sucede. El ritmo de entradas anticipadas se acelera y la previsión se acerca a una asistencia de 10.000 aficionados al Coliseo.

A la espera del día del concierto, salta la noticia: Simple Minds suspende el concierto de La Coruña. Desilusión y estupor ante la espantada, toda vez que el éxito de público estaba asegurado. Había conversado telefónicamente con Jim Kerr, el líder del grupo, el día 22 y todo parecía encauzado. ¿Motivos? Lío entre el manager del grupo y el representante español.

El primero, el guiri había cedido los derechos de la gira española al segundo, y este, comienza a buscar fechas para la gira española que comenzaría en Barcelona y proseguiría en La Coruña. Todo estaba controlado hasta que el manager del grupo, sin consultar con el representante español, firma una actuación en Francia para dos días del concierto de La Coruña con lo que, por proximidad de las fechas, no da tiempo a que el grupo se desplace de un lugar a otro.
Se intenta arreglar el desaguisado adelantando  la fecha de La Coruña,  para que el grupo y las infraestructuras de producción pudieran viajar a Francia con el tiempo suficiente. No hay acuerdo, ya que el guiri no se aviene a razones y decide que tras Barcelona, el grupo viaje a Francia, sin pasar por La Coruña. En vista de lo cuál el público que había comprado las entradas anticipadas para el concierto coruñés, peregrina rumbo hacia las taquillas para recuperar el dinero de las entradas, mientras se habla de que el concierto suspendido se pospone para el mes de octubre, pero nunca se llegará a realizar.