lunes, 9 de enero de 2017

SABINA "LO NIEGA TODO"


Algo así como... ¡A mí que me cacheen...porqué "Lo niego todo!. Eso sí dicho al estilo "irónico canallesco poético musical" del "flaco de Ubeda", Joaquín Sabina, que se saco de encima la "pereza" de entrar en los estudios de grabación -- hacía 7 años que no editaba un disco en solitario desde "Vinagre y Rosas" -- y lo hizo para grabar su decimo octavo disco de estudio "Lo niego todo", con el que anuncia nueva gira.

"El nuevo disco me ha dado un trabajo extra ya que, como soy un mentiroso al que no le gusta nada mentir,... quería decir la verdad...la verdad es que tengo 67 años y el centro de mis preocupaciones es envejecer .Yo quería cantar y hablar sobre eso, me parecía muy difícil porque ni la gente ni yo queremos que nos canten eso, queremos que nos hablen de amor, de la primavera y de cosas parecida pero me he empeñado y algo fue saliendo".

Y con lo que "salió" Sabina se sentará en el "banquillo discográfico" con su "Lo niego todo" por delante, y lo hará a principios de marzo. Después se ira de gira por varias ciudades españolas. En este ocasión viene con nuevo "abogado productor" que defenderá este nuevo trabajo  ya que para "desperezarse" discográficamente  eligío como productor a un "jovenzuelo" llamado Leyva ex-integrante de "Pereza" con el que ya tuvo relaciones musicales en su disco "Vinagre y Rosas" donde le puso música al tema "Tiramisú de limón". 

En aquella ocasión Joaquín tomó la decisión de incluir al grupo Pereza en su trabajo, porqué, según propio testimonio: " Me estaba saliendo un disco bastante amargo. A mí me gustan las canciones amargas; de hecho, son las que más me gustan, pero pensé que hacía falta abrir un par de ventanas y que entrara aire fresco, juvenil y rocanrolero, y el único grupo español que me gustaba para hacer ese tipo de colaboración eran los Pereza. ... Decidí contactar a un grupo de rock joven para que me diera ese aire que yo tenía a los treinta años". 

Parece ser que aquél rejuvenecimiento le sentó bien y quiso volver a sorber de nuevo el "elixir de la juventud" : “Voy a juntarme con un jovenzuelo que me gusta mucho, a ver si renovamos un poco el aire”, ha dicho el jienense sobre las razones que le han llevado a trabajar con Leiva. 


Y así lo hizo, relevando en los mandos a Pancho Varona y Antonio García de Diego, productores habituales del artista desde Física y Química. De "flaco" a "flaco", Leyva manifestó por su parte que «Calzar los versos con músicas ha sido maravilloso». El otro colaborador de "Lo niego todo" es Benjamín Prado, a quien Sabina conoció en los ochenta, en una época en la que el poeta era acompañante habitual de Rafael Alberti. Ambos poetas y rockeros, unieron sus fuerzas por primera vez en 1988, año en que compusieron el tema "Cuando aprieta el frío", incluido en el álbum "El hombre del traje gris" mantuvieron relaciones íntimas en la composición de diez canciones de "Vinagre y Rosas".


Es de esperar que el salgo airoso del "juicio crítico" a pesar de "negarlo todo".



Las pruebas a su favor --17 álbumes de estudio, cinco en directo y tres recopilatorios, que suman unas ventas superiores a los 10 millones de discos y su trabajo como compositor para otros artistas, además de sus multitudinarios conciertos a lo largo de su extensa trayectoria artística-- lo defienden

 El nuevo trabajo ha levantado de hecho una gran expectación y anuncia una gira por diferentes ciudades españolas para presentarlo, cuando aún resuena el éxito alcanzado por Sabina en el Coliseo de A Coruña, va a hacer dos años, el 22 de marzo de 2015, agotando las 8.500 entradas puestas a la venta en tres horas. Te esperamos por Galicia.