jueves, 26 de enero de 2017

EL "PEREGRINAJE" DE DULCE PONTES LLEGA A CORUÑA



Después de 28 años , Dulce Pontes, sigue peregrinando por los caminos de la música, en un viaje emocional que repasa todos los estados de ánimo. Así es su "Pregrinaje", décimo álbum de su caminar artístico que se podrá escuchar el próximo día 11 en el Palacio de la Ópera de A Coruña, único concierto en Galicia, promovido por Cávea Producciones y Syntorama.


Dulce Pontes regresa a su público con las maletas llenas de novedades musicales en un viaje espiritual en el que se repasan distintos estados de ánimo que uno puede atravesar mientras sigue adelante en su camino. 

A lo largo de su "peregrinar" esta polifacética cantante compositora multiregistros, ha ido plasmando los colores anímicos  que suscitaban y orientaban su emotividad donde  cada color es una puerta al abrigo, al folclore, al fado, a la canción, a la raíz de la belleza del sentimiento expresivo musicado en el movimiento. Para Dulce Pontes,  “Cada canción es un puerto de abrigo más allá de conceptos como el tiempo o la distancia. Un espacio mágico donde se encuentran todas las almas que es la razón de mi existir” . 


Aunque su nombre esté inscrito y sea referencíal dentro del fado portugués, su repertorio se extiende más allá de esta música patrimonio inmaterial de la Humanidad. 

Esa amplitud de mirada, abierta a las melodías del mundo, es lo que se puede escuchar en su último disco que llega tras seis años desde la publicación de su anterio trabajo discográfico, "Momentos" (2010), y buena parte de su contenido en el recital anunciado.

"Peregrinación" es un disco que me abriga en lo personal, pero a la vez me muestra más desnuda que nunca". Y así es ya que parte del reperorio que ofrecerá  serán temas acompañados al piano simplemente, disfrutando de su interpretación bajo el latir de una voz privilegiada que se modula en infinitos de susurrante intimidad, a cielos vocales abiertos que parece no encontrar límite. 
Volverán a vivir en la voz lusa las composiciones fadistas de Alain Oulman a quien amó desde temprana edad escuchando los vinilos de la reina del fado Amália Rodrigues, y otros que interpretará por primera vez en público. Algunos con arreglos más modernos. Otros, a la manera más ortodoxa de la desnudez del alma-fado. 

Pero, aparte de la música popular portuguesa --  --en el concierto se escucharan temas como Vamos Nina de Astor Piazziolla y Horácio Ferrer, Alfonsina y el mar de Ariel Ramirez y Felix Luna, Solo le pido a Dios de León Gieco, La Bohemia de Charles Aznavour y Jacques Plante, La leyenda del tiempo del poema de Federíco García Lorca adapatado por Ricardo Pachón para Camerón de la Isla, y temas inéditos como por ejemplo, Meu amor em Aranjuez con música del adagio del maestro Joaquín Rodrigo y letra de la propia Dulce Pontes.

En el Palacio de la Ópera, la intérprete volverá a conquistar a los incondicionales con los temas de su "Peregrinaje",  pero también regalará los oídos con los temas de su repertorio más conocido, rasgando, seguro, una emoción indescriptible.