sábado, 10 de diciembre de 2016

ADIÓS A GREG PALMER



RECUERDO DEL PRIMER CONCIERTO DE E.L& P EN ESPAÑA.MAYO DE 1974 EN BARCELONA



Un nuevo fallecimiento de otro grande de la música, en este caso del rock progresivo, Greg Lake, fundador junto a Robert Fripp del grupo King Crimson,  una de las bandas más destacadas en la historia del rock progresivo fue pionero de ese género que a caballo de los años 60 y 70 desafió los límites del formato de canción pop, y poco después del   supergrupo Emerson, Lake & Palmer.

La noticia llega solo nueve meses después de la desaparición de su viejo compañero Keith Emerson, dentro este año aciago para las leyendas del rock, que el pasado junio registró otra notoria baja del ala sinfónica, la de Chris Squire (Yes).

El cantante, bajista y guitarrista falleció, a los 69 años.En mayo de 1974 tuve la oportunidad de asistir junto a un grupo de comentaristas de toda España invitados por la discográfica, al primer concierto de E.L&P en el Palau d´Esports en Barcelona celebrado en mayo de 1974 y quede impresionado por su puesta en escena, que fue espectacular y por su música que invadió el recinto .

Una puesta en escena en la que habían colaborado los bomberos que se encargaron de instalar cuatro torres gigantescas, dos en la parte delantera, a la altura del escenario y otras dos en la parte trasera del recinto  quedando el público "atrapado" en el medio de un sonido cuadrafónico embriagador. En el escenario aparatos y luces que impresionaban.

En una secuencia del concierto Keith Emerson golpea incesantemente su gran sintetizador Moog modular, en los años setenta y el escenario en la parte posterior de sus instrumentos aparece una especie de semicírculo que comienza a cerrarse al tiempo que detrás surgen una especie de bengalas y humos creando un ambiente difícil de imaginar, si no se ve. Se apagaron las luces durante unos instantes mientras sonaba en las cuatro esquinas del recinto -- equivalente a lo que hoy sería un sistema surround 4,0 -- acompañados por el continuo sonar del Moog.

Al encenderse el escenario estaba vacío mientras que el Moog seguía sonando. De nuevo se apagaron las luces , se hizo el silencio y al encenderse apareció en solitario Greg Lake en el centro del escenario y comenzó a cantar con su voz cálida en contrapunto emotivo de la "maraña" electrónica.  




El concierto consiguió un lleno absoluto y lo que es más importante, conmovernos a quienes lo vimos y escuchamos.¡Espectacular!.


Descanse en paz.