lunes, 15 de agosto de 2016

EL OTOÑO MUSICAL LLAMA A LA PUERTA:LOS CONCIERTOS DE CLUB



Después de un verano musical intenso y extenso que llenó de festivales la geografía gallega con  multitud de fiestas patronales incluidas, en el que como suele decirse los músicos y artistas -- unos más que otros -- "hicieron su agosto", el otoño asoma el hocico y toca buscar refugio en las salas y los clubs para ponerse a cubierto. 

Sin duda alguna los festivales de verano tienen un gran atractivo y una clientela incondicional, aunque para asistir a ellos, uno tenga que desplazarse  y abonar la entrada correspondiente, ya que la gratuidad de los mismo, dado el coste de producción que conlleva, los haría inviables.

 Los festivales musicales, que cada año muestran una mayor profesionalidad en su compleja organización, tienen una magia especial que se acrecienta con la cartelera de artistas que en buena medida atraen a los aficionados a la música. Son así mismo un impulso económico para las ciudades y villas donde se celebran. Incluso, el número de "festivaleros" suele superar el número de habitantes de las mismas. 

Pero, con la llegada del otoño el panorama musical cambia, y se refugia en las "madrigueras" de las salas y los clubs para seguir su actividad. A pesar de su menguadas capacidades, los clubs proporcionan el oxígeno necesario que los artistas y grupos necesitan para su supervivencia. 

En ellos, que son la "casa cuna" de infinidad de artistas, cambia la atmósfera ambiental tanto en los

artistas y grupos como en el público aficionado y la  proximidad que en ellos se produce da lugar a una mayor comunicación que alimenta el "mecanismo interpretativo" en busca de un mayor lucimiento creativo. 

En los directos de los clubs se suelen escuchar ejecuciones más intensas y sentidas. Incluso los músicos, se "gustán más" que en los conciertos al aire libre y el aficionado lo nota y se entusiasma.

 Si en los festivales al aire libre el ambiente festivo posibilita en ocasiones la dispersión  de la atención al escenario, en los clubs esta atención se incrementa y se vive y disfruta más directamente. 

Así que, es tiempo para dar la bienvenida a los conciertos de otoño de los clubs.