jueves, 16 de junio de 2016

AMARO FERREIRO "BIÓLOGO": POP ELEGANTE Y SINCERO





Este nuevo LP de Amaro Ferreiro, incluye doce temas -- Trueno y Relámpago el primer single es un tema en el que se analizan las contradicciones de la vida cotidiana de una pareja -- enmarcados en un pop elegante que entra desde la primera escucha. 

Amaro comenzó su carrera artística junto a su hermano Iván. Tras la disolución de Los Piratas, los hermanos Ferreiro se hacían pasar por dos amas de casa (Ivonne y Tamara) que para perder su miedo escénico acompañaban al cantante portugués Rai Doriva, que sin embargo nunca acudió a los conciertos. Desde que inició su carrera no ha dejado de tocar bien en solitario  en diferentes proyectos

En “Biólogo” Amaro Ferreiro da un impulso a su carrera en solitario, con un disco que define como el resultado de diez años de tropiezos y múltiples procesos basados en el método del ensayo y el error que, además, aún estarían en marcha. Porque, finalmente, la capacidad de aprender una nueva lección de cada fallo es, probablemente, el arma más poderosa de que dispone el creador.

 Ferreiro viene de una larga carrera al lado de su hermano Iván, componiendo algunas de sus canciones en solitario. Más compositor que cantante o guitarrista, Amaro Ferreiro, ha reunido en este álbum una colección de doce temas, compuestos pacientemente y grabados con la máxima naturalidad posible. 

El productor , Pablo Novoa, optó por ‘obligar’ a Amaro a convertirse en el guitarrista principal, y casi único, de un disco agradable, que se escucha con facilidad y ayuda a pasar entretenido esas horas muertas de los días, en los que la rutina parece haber sepultado cualquier esperanza vital. 

Textos confesionales y bien elaborados, que transmitan el resultado de las experiencias vividas por este paciente artesano de la canción,  envueltos en unas melodías suaves y sinceras que parecen pensadas para invitarnos a reflexionar. 

Para acompañarle en la aventura ha reunido una banda exquisita y experimentada Martiño Toro, Fiz Novoa y Martí Perarnau --que le aporta el rigor que requiere una apuesta que debe aspirar, por la legitimidad que atesora, a asentarse en la primera línea del pop hecho en castellano