miércoles, 13 de enero de 2016

REVOLVIENDO EN LOS ARCHIVOS - 2002 - ENTREVISTA CON JOSÉ RAMÓN GAYOSO, "BOLACHO"

JOSÉ RAMON GAYOSO BONIGNO



NO SOY UN PRESENTADOR "ESTRELLA". LA ÚNICA ESTRELLA QUE HAY EN TELEVISON ES EL MEDIO.

DESPUES DE 10 AÑOS, "LUAR" OBTUVO EN LOS SEIS PRIMEROS MESES DEL 2002 UNA AUDIENCIA MEDIA DEL 30 POR CIENTO.

Cuando la gente me para por la calle, para al  Gayoso de la "tele", no ha José Ramón Gayoso Bonigno


El Ideal Gallego
Por Nonito Pereira

Es y se siente muy coruñés, y como tal, gallego y ciudadano del mundo. Maquillado, Gayoso es un gran profesional, querido y apreciado por la audiencia de Luar, el "buque insignia" de la programación de la TVG. Sin maquillar, de paisano, José Ramón --- "Bolacho" para sus compañeros de colegio -- es una persona afable, que lleva el peso de la popularidad con natural porte, simpatía y dulzura... . " ¡ Sobre todo dulzura! (risas). Yo siempre digo que soy una persona muy dulce. Te cuento... Mi madre trabajaba despachando en el negocio familiar de mis abuelos, la confitería "La Imperial " de la calle Panaderas, cuando un buen día entro un chico a comprar pasteles. Tanto le gustaron los pasteles, y sobre todo la pastelera, que el chico, mi padre, se convirtió en un cliente asiduo y acabó formalizando relaciones con mi madre. Con el tiempo nací yo, el 25 de abril de 1956. Supongo que era la envidia de los chavales del barrio porque no salía de la confitería que se convirtió en mi "guarderia", hasta que empecé a ir al colegio de la Grande Obra de Atocha". Con diez años, dejamos la calle Cartuchos, donde vivíamos, y nos trasladamos a la calle Pérez Cepeda. Cambié de domicilio y de colegio. Hice bachiller y COU en la Academia Galicia y  de ahí, a estudiar Derecho en la Facultad de Santiago, donde termino la carrera".
José Ramón Gayoso Bonigno, habla sin tregua. Es un excelente conversador y muestra una magnífica disposición para el diálogo que desarrolla con la resistencia de un "hablador" de fondo, y adorna con puntuales "sprints" de improvisación verbal que cambian la dinámica de la entrevista y dejan al entrevistador clavado  y por momentos  incapaz de seguir su ritmo.
¿Usted de joven hizo deporte?
Si que hice, y también toqué la bandurria (risas). Llegué a ser campeón gallego, campeón de España juvenil y medalla de bronce junior de España en lanzamiento de martillo. ¿Por "cachás" ?. No, por ser "gordito" (risas). Antes en los colegios, para elegir participantes en pruebas de atletismo escolares se utilizaba el criterio de selección a "ojo"  Los altos para altura, los delgados para fondo, los medianos para velocidad y  a mi, como era de aquella era gordo, me mandaron a lanzar peso. (risas).  ¿ Lo de tocar la bandurria?. Eso fue antes, cuando tenía siete años y con mi hermano Juan Bautista, que tocaba la guitarra, formé parte de la rondalla de la Grande Obra de Atocha. Con el tiempo, y ya de mozalbete,  me dedico a cantar, con catorce y quince años canciones de Serrat, Alberto Cortéz, etcétera. Un día haciendo atletismo en el Estadio de Riazor, conozco a Alvaro Someso, saltador de altura, y cantando en la ducha, después de entrenar, empieza a acompañarme en mis cantos  haciendo la segunda voz. De tanto cantar en la ducha terminamos formando el dúo Keltia  y presentándonos a la segunda edición del Festival de la Canción Liceo La Paz -- en la primera me presenté en solitario --, organizado por Augusto Cesar Lendoiro, que ganamos.


De cantar en la ducha, pasan a grabar un disco con la multinacional CBS. Los caminos del arte son inexpugnables...
¡ Y tanto!...nunca se sabe (risas). En 1977 la CBS nos ofrece la posibilidad de grabar un disco y llega "Choca esos cinco", que fue una experiencia muy bonita que no volvimos repetir ya que, cuando nos plantearon grabar el segundo disco, agradecimos la oferta, pero, elegimos seguir estudiando nuestras carreras.
Termina de Derecho, trabaja cinco años en un importante despacho de abogados en Madrid, prepara oposiciones para juez, y acaba de presentador en la TVG. Usted dirá...
Cansado de tanta oposición, a los 29 años, decido que es tiempo de buscar un trabajo estable y me entero de que se está formando la Compañía de Radio Televisión Galicia. Me voy peregrinando a Santiago con mi curriculum y después de varios intentos, por fin, logro presentarlo para optar a una plaza en la asesoría jurídica. Me recibe Mariano Martín, uno de los padres de la televisión en España, y me dice que de abogados, ya están "servidos". A la vista de que en el curriculum había puesto  que hacia, nada muy bien, pero, un poco de todo, Mariano  me dijo: " Por lo que se ve eres una persona muy polifacética y como en televisión hay muchas cosas que hacer, ¿porqué no te presentas a una prueba de presentadores que vamos a realizar dentro de unos días?". Dicho y hecho, a los quince días me presenté a las pruebas y aquí estoy.
Y llegan programas como "Entre nos", "Boa noite", "Lua nova", "O veciño do xoves", "Corazonada", "Adiviña quen ben esta noite", "Pensando en ti" y "Luar". Mucho "Apaga o candil", pero, el candil de la popularidad sigue encendido después de once años. ¿Que combustible usan para alumbrar y no quemar a la audiencia y a ustedes mismos?.
. Aunque sea un tópico, al equipo de Luar lo alumbran, las ganas, la ilusión y  el trabajo. Pero hay algo más: haber dado con un estilo" diferenciador" de hacer televisión. No es nada nuevo, ni tampoco es que lo hagamos mejor o peor que otros, simplemente, y ahí está la diferencia: se trata de un programa de variedades de un medio público gallego que también esta abierto a todo el mundo. ¿Un programa para el rural?. Estoy convencido de que, por los datos objetivos de la audiencia -- el año pasado hemos tenido audiencias del 40 % y la media en los seis meses del 2002 ha sido un 30 por cierto, después de diez años -- Luar se ve en tanto en las ciudades como en el campo. ¿Mucha gaita?. Como programa gallego de variedades que es, en él tiene que estar presente de forma constante nuestras tradiciones y en ellas, la gaita pasa por ser el instrumento por antonomasia de nuestro folklore. Estamos hablando de la Televisión de Galicia y  de que, nuestra música no  se ve, ni escucha, en otros canales de televisión.
¿Se considera un "presentador "estrella de televisión?.
Para nada.  La única estrella que hay en televisión es el medio. Cuando la gente me para por la calle, para por lo general al  Gayoso de la "tele", no ha José Ramón Gayoso. Muchas veces tengo que hacer un esfuerzo mental y convertirme en el señor agradable de la pantalla.
Cual es su gran preocupación cuando está en directo ante las cámaras
Quedarme en blanco, sin saber que decir. Afortudamente, con el tiempo, he aprendido que si tienes la capacidad de convertir, en décimas de segundo ese aspecto que los profesionales de televisión creemos negativo, en algo positivo, es "desternillante" para la gente. Eso  te humaniza y convierte en "verdad" lo que estas haciendo
. Y ahora, Gayoso también en la Radio Galega, haciendo bizcochos...
(Risas). Si, si, y bien rico que me sale " o biscoito de Gayoso" (más risas). Lo hago los domingos en mi casa y se sortea entre toda la gente que, de lunes a viernes, llama al programa. ¿Radio ó televisión?. La verdad es que son dos medios de comunicación que tienen muy poco que ver.  Para quiénes trabajamos habitualmente  en televisión, la radio es "engaiolante" por el poder de imaginación que tiene. La verdad es que, a pesar de mis "tics" televisivos, me encuentro muy  a gusto en el programa Miradoiro de la Radio Gallega.