martes, 12 de enero de 2016

BOWIE: SE FUE EL MITO, LLEGA LA LEYENDA


Corría el año 1969, cuando una "rareza espacial" - "Space Oddity" --, una canción mezcla de folk, balada y rock progresivo, llamó poderosamente la atención. En ella Bowie cantaba, narraba, la sensación desoladora y alucinante del lanzamiento al espacio del astronauta  Mayor Tom, dentro de una  pequeña cajita de lata sin ninguna conexión con la tierra. Una canción, "incongruente", para la época  que ahora, con visionado retrospectivo, define la trayectoria , la personalidad artística de Bowie: todo mezclado y luchando por el control. Coincidió con el alunizaje del Apolo 11 y fue su lanzamiento hacia el espacio musical en el que brillan las estrellas. Con 69 años cumplidos, el "astronauta" Bowie, el "Rey del Glam", el "Duque Blanco", el "Camaleón", inicia otra nueva odisea  estelar hacia esa "Blackstar" --Estrella Negra" -- que él fijo como objetivo en su  ruta de navegación existencial  durante su enfermedad y que publico dos días antes  de emprender el viaje.



 David Bowie, fue un artista en permanente revolución que ha influenciado como pocos la música y la estética durante 50 años. 
Tras su primer éxito en 1969. llegó "Hunky Dory" (1971) y "The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders of Mars" (1972) que  cimentaron su leyenda global. La segunda mitad de los setenta trajo la llamada trilogía de Berlín, sus discos con Brian Eno, incluido el inmortal "Heroes" (1977). En los ochenta abrazó el pop y bajó a la pista de baile, con éxitos como "Let's Dance" (1983). A lo largo de las décadas de 1990 y 2000, siguió experimentando con distintos estilos musicales, incluyendo "blue-eyed soul",  "industrial", " adult contemporany"  y  "jungle". En la tierra deja  un legado de 136 millones de discos a lo largo de su carrera,  numerosos de platino, de oro y de plata. Su imaginación y su talento marcaron la segunda mitad del siglo XX. "Lo que hago es muy sencillo, es solo que mis elecciones son muy diferentes de las de otras personas", dijo en una ocasión. Se fue un ícono, un mito que  desafió todas las convenciones en la música, la moda y hasta la sexualidad y a partir de ahora se inicia su leyenda.

          1973 LA LLEGADA DEL GAY-POWER:
             "EL PODER DE LA MÚSICA JOVEN"



Estamos en 1973,  año en que se anuncia a nivel mundial el gay power como el movimiento musical más revolucionario desde la aparición de los Beatles. ¡Casi nada!. Por entonces la homosexualidad, al menos en España, se escondía en los armarios, y en su lugar llegaba a los escaparates de la música, con limitaciones, la "ambisexualidad". Una palabra que adornaba la confusión mental de la sociedad -- ¿será hombre Estamos en 1973,  año en que se anuncia a nivel mundial el gay power como el movimiento musical más revolucionario desde la aparición de los Beatles. ¡Casi nada!. Por entonces la homosexualidad, al menos en España, se escondía en los armarios, y en su lugar llegaba a los escaparates de la música, con limitaciones, la "ambisexualidad". Una palabra que adornaba la confusión mental de la sociedad -- ¿será hombre o mujer?... ¿le gustarán los chicos o las chicas? -. Eran- los tiempos del glam .

Con España en estado de "vigilia" ante la transición que se adivinaba próxima, el jefe de producto internacional de la RCA me obsequia telefónicamente con un regalo envenenado que no es otro que presentar, en primicia para toda España, la campaña "Gay Power- El poder de la música joven". Sorprendido ante el  ofrecimiento. Ernesto Duarte, que así se llamaba un cubano la mar de salado, jefe de producto de la multinacional RCA, me vende el privilegio del estreno nacional  enfocándolo por derroteros musicales para que no se vieran en exceso las plumas que adornaban el proyecto: " No se trata de ningún panfleto gay. Es una campaña promocional basada en cuatro estrellas del movimiento musical " gay power" con David BowieLou ReedThe Kinks y The Sweet al frente. Se proyectarán películas de 16 mm y se escuchará la discografía de ellos, además de regalar un dossier con fotos y dos discos grabados especialmente para la audición

ROCK CON LÁPIZ DE LABIOS

Indudablemente el poderío musical de los artistas apabullaba y Duarte para fijar más aún el objetivo musical me explico que , el "gay" no es solamente una forma distinta y moderna de hacer música, sino una tendencia actual creada para deshacer moldes preestablecidos en todos los terrenos, incluso en la moda…. Precursores del ´gay´ son The Kinks que no destacan precisamente por su vestimenta estrafalaría sino por su música sutíl, satírica, ligera, complicada y graciosamente cruel... En realidad este movimiento es algo así como un "romance abstracto" entre elementos como la androgínia, la ironía, la autoconciencia y el magnetismo del peligro aportados por el lado británico, que representa David Bowie -- del que John Lennon dijo que su música era rock´n´roll pintado con barra de labios --  y lo visceral, lo sexualmente violento y lo crudo que proviene de Norteamérica representado por Lour Reed".



Ernesto  se siente en la obligación de advertirme que lo único que puede ser provocativo, es el "look" de David Bowie, en la película promocional del álbum "Ziggy Stardust" en la que aparece vestido de mujer, simulando transexualidad, con maquillaje exagerado, y el pelo teñido de naranja...¡Es todo un espectáculo. Está monísimo! ", se ríe el solo por la descripción dada. Durante la proyección de la película de Bowie, se oyeron algunos  silbidos para piropear al "Duque" vestido de travesti, marcando ambigüedad y  bulto, aunque poco, con la testosterona.  Suena algún que otro "cachondeo" aislado que provoca risas y acompañan la proyección como únicos elementos  perturbadores.

 Al final todo un éxito con aplausos incluidos.