martes, 24 de febrero de 2015

CRISTINA PATO: "RUSTICA"- UNHA CARTA DE AMOR AO INCRIBLE PATRIMONIO CULTURAL DE GALICIA, A AMIZADE E Á EMOCIÓN,




Este é un disco que reúne a catro personalidades da música galega .Un disco especial que é o resultado dun proxecto iniciado en encontros casuais, sincronicidades, afinidades e descubrimentos, con Cristina Pato de anfitrioa, que naceu como unha carta de amor en galego para celebrar o seu quince anos de carreira en solitario, e acabou sendo un agasallo de tres músicos--), Davide Salvado (voz, percusión), Anxo Pintos (zanfona) e Roberto Comesaña (acordeón) --  aos que admira, e que a emocionan profundamente. 

Tivo a súa orixe nunha idea, a de facer algo sinxelo, que falase por se mesmo, sen máis  pretensión que a de explorar repertorio que non explorara antes, e coa visión que ten hoxe en día. E así desa maneira esta gravación, converteuse nunha "historia de amor" sen máis pretensións que as de "facer algo o catro xuntos, a partes iguais"., sen  pretender ser un grupo.

 Cancións antigas cantadas con gran profundidade e sentimento cun desenvolvemento armónico que as trae aos nosos días cun toque máxico dos trasgos e os misterios de outrora revoloteando na gaita, acordeón, zanfona, panderos e voz,  que son os instrumentos sobre os que han ir crecendo as cancións de "Rustica", e que transforman oito pezas tradicionais, a maioría delas parten do repertorio de Davide Salvado, unha das voces máis carismáticas do panorama musical galego, e un mozo que percorre cada recuncho de Galicia en busca de ritmos, coplas e danzas, até chegar a unha versión moderna de temas tan arraigados como "Asubíasme de lonxe"..

Nunca fixera un disco así", comentou Cristina Pato sobre a creación do disco proclamando na súa carta de presentación "o amor ao incríbel patrimonio cultural de Galicia, á amizade e á emoción" do catro artífices deste traballo que é un tesouro escondido que agora sae á luz.


 CRISTINA PATO
"RUSTICA"

Este es un disco que reúne a cuatro personalidades de la música gallega .Un disco especial que es el resultado de un proyecto iniciado en encuentros casuales, sincronicidades, afinidades y descubrimientos, con Cristina Pato de anfitriona, que nació como una carta de amor en gallego para celebrar sus quince años de carrera en solitario, y acabó siendo un regalo de tres músicos--), Davide Salvado (voz, percusión), Anxo Pintos (zanfona) y Roberto Comesaña (acordeón) --  a los que admira, y que la emocionan profundamente. 

Tuvo su origen en una idea, la de hacer algo sencillo, que hablara por si mismo, sin más  pretensión que la de explorar repertorio que no había explorado antes, y con la visión que tiene hoy en día. Y así de esa manera esta grabación, que se gesto durante tres años, se convirtió en una "historia de amor" sin más pretensiones que las de "hacer algo los cuatro juntos, a partes iguales"., sin  pretender ser un grupo.

Canciones antiguas cantadas con gran profundidad y sentimiento con un desarrollo armónico que las trae a nuestros días con un toque mágico de los duendes y los misterios de antaño revoloteando en la gaita, acordeón, zanfona, panderos y voz,  que son los instrumentos sobre los que han ido creciendo las canciones de "Rustica", y que transforman ocho piezas tradicionales, la mayoría de ellas parten del repertorio de Davide Salvado, una de las voces más carismáticas del panorama musical gallego, y un joven que recorre cada rincón de Galicia en busca de ritmos, coplas y danzas, hasta llegar a una versión moderna de temas tan arraigados como "Asubíasme de lonxe".

Nunca había hecho un disco así", ha comentado Cristina Pato sobre la creación del disco proclamando en su carta de presentación "el amor ao incríbel patrimonio cultural de Galiza, á amizade e á emoción" de los cuatro artífices de este trabajo que es un tesoro escondido que ahora sale a la luz.