viernes, 2 de mayo de 2014

SECUENCIAS DE PRÓLOGOS FALLIDOS



Nunca tuve muy claro si el prólogo de los libros se escribía antes, en el medio o después...Si parece que los prólogos como su nombre indica van por delante, abriendo paso a las narraciones literarias posteriores. De ahí que cuando me puse a escribir lo que después sería un libro, hice unas pruebas previas de prólogos para llamar la atención  de los posible lectores.

NOTA.- los que aquí figuran fueron descartados...estas son las "tomas falsas" para que sonrian...  


                            TOMAS FALSAS 
                                    Secuencias e intentos de prólogos fallidos)

Primer intento
Título:” Prologo a manera de introducción”
Subtítulo: “La primera como se quiera”   

 ¿Y porqué no?. ¿Porqué no contar las experiencias e inexperiencias que uno se ha encontrado en los variados habitáculos del panorama musical?. Siempre queda, sobre todo a la hora de releer estas historias o historietas, la duda de si este cúmulo de situaciones aquí narradas puedan llegar a interesar a alguien que no sea yo. Si me decido a teclearlas es porqué al ser relatadas en privado, levantaron más de una risa

Cumplidas las bodas de plata con el entorno musical, y antes de que los achaques de la deformación profesional—que viene siendo otra forma de reinterpretar los vivencias—, confundan lo objetivo con lo subjetivo, he decidido unilateralmente ejercer de contador de historias, las mías. Y lo voy a hacer, aviso, con el yo delante para que nadie se espante, con total inmodestia.  No en vano, después de doblar el medio siglo, uno se marca un “agarrao” con la osadía y se explaya sin remordimiento alguno por encima del que dirán.

Me apetece ejercer de cuentista a título personal. Eso de entrar a saco en las vivencias de uno mismo y desvergonzarse relatando historias e historietas reprimidas por timideces y temores , tiene su aquel, aunque también entraña múltiples dificultades, sobre todo a la hora de forzar el mecanismo del recuerdo y restaurar la cronología de los mismos. El uso de aproximaciones y el empleo de alguna que otra morcilla metafórica me han ayudado a situar en el tiempo estas desmemorias revisadas y adornadas con formas literarias que intentan disimular su escora hacia el cotilleo.

Es de suponer que alguien espera encontrar en estos relatos alguna que otra alusión más o menos mordaz a personajes públicos. Eso que se conoce como morbo. La verdad es que en más de una ocasión estuve tentado a  soltar los dedos  para que teclearan  interioridades de personajes populares desconocidas por el gran público . Al final, no lo hice. Siento desilusionarlos si iban por ahí sus apetencias.

Las historias, historietas y anécdotas aquí contadas, pertenecen al patrimonio vivencial del autor. Por tanto, cualquier parecido con la realidad no es pura ni impura coincidencia. ¡ Es tal cuál!.

Siguiendo el manual de los prólogos de autor, donde suelen explicarse motivaciones -- eso del como, cuando y porqué de esta cosa -- me voy a permitir el ejercicio de la auto-promoción  aludiendo a unos cuantos piropos recibidos por mi persona ( los palos los leerán en el interior) que desestabilizarón  definitivamente mi humildad. El primero de estos escritos encomiásticos no se corta ni un pelo a la hora de proclamar su admiración hacia un servidor. ¡ Menos mal que alguien se ha percatado de mis virtudes!. Lean, lean, no se priven

Después de leer el libro “ Rock & Grelos “ de Alberto Casal donde su nombre sale a relucir mayoritariamente en el apartado de “Nomes Propios”, dentro de la sección “Os 4 Fantásticos” quiero manifestarle mi personal gratitud por todo lo que a hecho a favor de la música en Galicia Comparto la creencia expuesta por los miembros de “Milladoiro” en entrevista publicada el día 16 de Enero de 1994, en La Voz de Galicia, donde públicamente dicen sobre Ud., y el trabajo realizado con el sello discográfico ABRENTE: “Neste País non se ten medida do que se lle debe”. Soy de la misma opinión. Le he seguido a través de sus programas de radio y comentarios de prensa y puedo decirle que gracias a Ud., he aprendido a conocer y reconocer aspectos importantes de la música de jazz, blues y rock´n´roll. No se trata de hacerle la ´pelota´, tan solo agradecer la chispa de motivación que ha encendido en mí y en bastantes personas más”. Gracias por todo y si de algo le vale mi opinión, también le considero, ¡ Fantástico!

¿ Como les quedó el cuerpo?. . . A mi bien, ¡ Gracias!. Aún había más piropos pero para los lectores más crédulos creo que llega y sobra .¿ Los incrédulos?. . . Para ellos también llegan y sobran estas lindezas que se aplican a mis aventuras y desventuras andariegas por el mundo de la música.

Auto valoración del autor: Se me ve mucho el plumero.

                   
                    Segunda Toma Falsa
                   
  Título : “ La Musculación del Recuerdo”
Sub -Titulo: “ Tabla de Ejercicios Gimnástico Mentales”

“Inspirar
Los estoy viendo, los tengo delante de mi, ahí, espachurrados ante el cristal del escaparate, defor- mados por la incredulidad, ateridos de curiosidad, maquillados por la intriga y sonrientes de frivolidad...Son los rostros de ellas, las historias, y ellos, los recuerdos, que acuden en tropel a la llamada sensorial de la procreación  restauradora. Aquí están buena parte de esas situaciones maqueadas para la foto fija de la recopilación. Alguna apareció originariamente un tanto desenfocada pero, a base de un buen tratamiento químico de melancolía y nostalgia, he podido rescatar unos rostros desdibujados por el tiempo.


“Respirar”
Estas  desmemorias recopiladas  en formato historieta o narración corta, no tocan los colgantes  de la intimidad de otras  personas. Conste que tuve fuertes ramalazos de duda al respecto a la hora de encajar algún que otro personaje “buitrón”— por llamarle de alguna manera — pero desistí  por si le hacia un favor  al incluir su nombre en una relación que yo estimo de personas. La mayoría de los hechos y deshechos aquí relatados provienen del ambiente musical y pertenecen a variados tramos del mundo del “choubisnes”.

“Flexión”

Cualquier parecido con la realidad, no es pura coincidencia—esto me parece que ya lo dije --. Es tal cuál. Los personajes que se citan, son o fueron , de carne y hueso. Las fechas, tienen el rigor de la desmemoria y, en algunos casos, es conveniente aplicarles ciertas dosis de  aproximación ya que  pueden  variar, años más o menos , poca cosa. En más de una historia he tenido que rebuscar en el departamento de objetos  perdidos, a donde más de  una vez recurrí para  encontrar trozos de memoria esparramados por la amnesia.

“ Re-flexión”


Dejar constancia de que la narración de estos  retazos existenciales se ha llevado a cabo bajo la influencia de mecanismos que priman  la inmediatez sobre la reflexión. El “ aquí te cojo, aquí te escribo”,  se convirtió en solución de urgencia a la hora  de recopilar recuerdos que andaban un tanto desordenados y con la indecisión cronológica que produce el paso de tiempo. No obstante, no descarto la posibilidad de que la inicial fogosidad de expresión pueda ser reconducida hacia unos parámetros adecuados que pongan orden y acomoden la lectura sin excesivos quebraderos de cabeza para el lector que bastante hace con  tener la intención de leer, lo cuál merece todo tipo de facilidades por parte del  que escribe. Por si mis buenos propósitos solo quedan en intenciones, desde ahora mismo no descarten la posibilidad de encontrarse con un metódico ir y venir de fechas, y  una  desestructuración temática ,  consustancial con el siempre indisciplinado comportamiento de los recuerdos.
Auto valoración del Autor : Me reí mucho después de leerlo. Un ida “inspirado” lo tiene cualquiera.
                Tercera Toma Falsa
 Titulo : “Poema para una indecisión”
Sub- título : “Una indecisión que es todo un poema

¿ Porqué no?, me pregunto. Todo tiene un principio y lo que más cuesta es empezar, romper perezas, desprenderse de miedos y vergüenzas e intentar llegar hasta el final. ¿ El final de qué?. El final de un strip tease que muestre interioridades púdicamente guardadas a lo largo de casi treinta años de vivencias con la música. 

Algo así como una recopilación encuadernada de hechos y deshechos vividos, anécdotas, historias e historietas esparramadas a lo largo de mi actividad profesional como locutor de radio, periodista musical, presentador de televisión, productor discográfico, promotor artístico y, sobre todo, empedernido aficionado musical.Se supone que en el prólogo el autor  trata de explicar, lo más resumido posible, motivos, aclarar y declarar conceptos e intenciones. Esto debería ser un acto reflejo, sin mayores dificultades, si se tiene una línea argumental para desarrollar. ¡ Pues no!... no, ¡ no se fíen...¡ Ojito con las suposiciones!. Aquí me tienen estancado en la línea de salida, intentando explicar al lector las pretensiones de modesta inmodestia que me han impulsado a escribir estas narraciones con el yo delante.

Si malo es el pecado de la petulancia, peor es el de la modestia que raya en la sandez, dijo Pereda, Don Jose Maria. Trataré por tanto de esconder en lo posible el plumero de la inmodestia y buscaré en la humildad los recursos anímicos que contrarresten  el siempre humano interés del auto-homenaje. 

Y no profundizo más al respecto para no quedar atrapado en el nudo hamleriano del ser o no ser que ya tengo enrollado al cuello. Asumo  con desvergüenza mi condición de  cuentista y proclamo mi intención de no tirar para nada de los colgantes de la intimidad de algún co-protagonista. Posiblemente alguno de mis relatos tengan cierto tufillo a cuento chino. Si es así ruego apliquen el desodorante de la credibilidad por cuanto las historias no solo están basadas en hechos reales, si no que son la realidad misma y tal vez puedan aclarar algún que otro  culebrón que se enrollo en los mismos por cristalinos motivos de conveniencia. Casos y cosas que a veces dejan mal parado a mi ego al tratarse de pifias cometidas en el ejercicio de mi profesión pero, la satisfacción que da el reírse de uno mismo, ha podido más  que la vergüenza  encubridora.
Auto valoración del autor: Lo de “cuentista” se nota demasiado
                  Cuarta Toma Falsa

                    Título : “Karaoke del Recuerdo”
                     Sub - Titulo : “Blues for Everybody”

“ Los estoy viendo...Los tengo delante de mi...Ahí, espachurrados en el cristal de la memo- ria...Deformados por la incredulidad y ateridos de curiosidad. . . Maquillados por la intriga y sonrientes de frivolidad...
( Coro) ...¡ Oh, baby, baby, baby!.
Son los rostros de ellas, las historias. . . De ellos, los recuerdos, desmejorados por el paso del tiempo... Juntos acuden a la ceremonia de la restauración, con las imágenes desdibujadas por el tiempo...
( Coro)...¡ Oh yeah...baby, baby!.
Ábreles la puerta, déjalas entrar... Son tuyas, te pertenecen, cobíjalas en tu melancolía... Retratate con ellas en la foto fija de la nostalgia. . . No lo dudes, rebózate en sus estímulos pilongos...
( Coro)...¡ O yeah...baby...yeah!
Sin ellas no te “jamás” una rosca... Con ellas, seguramente tampoco... Pero, no te lamentes ... ¡vívelas de nuevo!...Y después, “baby”...¡ Que te quiten lo bailado!...
( Del Coro al Caño Final)...¡ O yeaaaahhhh !
Autovaloración del Autor:  Colocón blusero para “premio” poético. ¡ Que risa!