viernes, 9 de mayo de 2014

EL FESTIVAL MOZART DE A CORUÑA SE QUEDA SIN MECENAS


El Festival Mozart, que tuvo A Coruña como residencia durante 16 años, parece que ha sufrido un "desahució" por causas de tesorería. 

El festival que nació en Madrid, donde se celebró diez años, se mudo a esta ciudad, porque en la capital no encontraba el "mecenazgo" necesario. Y ahora, aquí...más de lo mismo...los mecenas han " tomado  las de Villadiego". 

El coste de este festival, según las cifras que salen a relucir en los medios, era demasiado elevado para los tiempos que corren y el mecenazgo que lo apuntalaba con su apoyo económico ya no está en disposición para seguir otorgando su patrocinio. 

Una lástima, ya que era un referente cultural de la ciudad. Uno ya está acostumbrado, por desgracia, a este tipo de despedidas y se hace fuerte en el reducto del recuerdo. En su día el Festival de Jazz de A Coruña, dijo "adiós" en su cuarta edición, cuando estaba ya estaba ocupando un lugar de privilegio en el ranking de los festivales de jazz españoles. Vivía de las subvenciones y se cortó el grifo.

 Su lugar, afortunadamente para los aficionados al jazz, lo ocupo la Fundación Barrié poniendo en marcha en 1995 unos ciclos protagonizados por figuras nacionales e internacionales de panorama jazzístico que tuvo su "canto del cisne" después de diecisiete ediciones. 
¿Motivos?. La crisis que se ceba con el mundo de la cultura que no se considera prioritaria en tiempos de "vacas flacas". Cierto que en esta coyuntura hay otras necesidades vitales que necesitan de la acción social.

 El "tsunami económico" está arrasando con "edificaciones" culturales de prestigio y el mantenimiento de Festival Mozart --medio millón de euros --era inviable para el "Consorcio para la Promoción de la Música" toda vez que los 300.000 euros que aportaba Novacaixagalicia para su celebración ya no entran en la caja. Si el Ayuntamiento de A Coruña y el Consorcio, en su día, pusieron en marcha el "Festival Jazzatlántica" para no dejar huérfana a la ciudad tras la "marcha" de los ciclos de jazz de la Barrié, uno espera que la programación lírica se mantenga con el apoyo de Amigos de la Ópera, baluarte de la afición operística en la ciudad, que forma parte del Consorcio, a la espera de tiempos mejores, contando con la  OSG,nuestro "monumento" de la música clásica

.