miércoles, 28 de mayo de 2014

MARÍAN LEDESMA Y LOS HERMANOS ZAPRUDER: "ZAPHOBIA"

           MARÍAN LEDESMA Y LOS HERMANOS ZAPRUDER
                                  "ZAPHOBIA"

.      Once temas con casta en los que el rythm and blues     
     despeja con su sonido "marrón"  las  fosas auditivas




En medio de la dispersión musical que actualmente flota en el panorama, donde uno se complica su afición por la cantidad y calidad de los artistas y grupos llamados emergentes, no queda más remedio que lanzarse de cabeza y sumergirse en las profundidades para escuchar a las formaciones que en ellas abundan. 

Hace años, los comentaristas musicales estábamos muy mal --o muy bien, según se mire --acostumbrados. Las compañías de discos nos enviaban su producto para que emitiéramos nuestra opinión. Una "comodidad" que con la llegada de la crisis y las nuevas tecnologías, se acabó.

Ahora, si uno quiere mantener encendida la llama de la afición, tiene que buscarse la música  por el "infinito" de internet para estar al loro de la cada día más abundante y prometedora flora y fauna musical que existe en la trastienda de la "escena de maniquíes" que adornan escaparates televisivos y listas de éxitos.

 En uno de esos buceos "informativos" me encontré con el grupo de Los Hermanos Zapruder, residentes en Santiago, cuya música esta coloreada -- y nunca mejor dicho --con la voz de Marian Ledesma, anunciando la reciente edición de su segundo disco que lleva por título "Zaphobia"--grabado en "Gringo Studio" de Santiago y mezclado y masterizado por Martín Esturao-- .

 Tras el hallazgo la escucha y tras ella, satisfacción. Once temas con casta en los que el rythm and blues despeja con su sonido "marrón"  las fosas auditivas y entra gracias a la destreza e intensidad interpretativa mostrada en el manejo, con "raza energética", de los ingredientes musicales desarrollados en la guitarra de Iago Banet, el piano y el órgano de Diego Sampedro --que también pone voz -, y la batería de Manuel Brey. 

Canciones regadas con la voz de Marian Ledesma, "damisela del blues y el jazz", manejada con los resortes vocales "quebradizos" llenos de intensidad y feeling que generan emoción en cada giro vocal

.
 Un disco sincero con arrebato de orgullo musical  donde se manejan en su desarrollo, con alto rango interpretativo, intensidad y emoción a partes iguales .