lunes, 24 de marzo de 2014

RECUERDOS CIUDADANOS: WILLY IGLESIAS RODRIGUEZ, MÚSICO ANTES QUE SASTRE, BOHEMIO DE ALMA Y DEPORTISTA DE CORAZÓN.

LOS  SASTRES CREAMOS MODA TODOS LOS DÍAS

Le haría un "corte de mangas" a todos los mediocres...a los majaderos...a los incultos que se creen cultos . A los incultos que por desgracia no han tenido la ocasión de acceder a la cultura, a esos, nunca les haría un corte de mangas sino un traje.


Por Nonito Pereira
 

Entrevista publicada en 1999 en El Ideal Gallego                     Foto Pedro Puig


Su nombre de pila es José Luis, aunque todo el mundo lo conoce por Willy :” Había hecho de niño , un intercambio muy precoz  con unas inglesas que habían venido a pasar un mes a casa. No tenía pajolera idea de inglés y ellas tampoco de español pero nos fuimos entendiendo como pudimos, incluso por señas, ya que cuando hay juventud no hay perjuicio y la gente se comunica muy bien. Al verme con ellas mis amigos empezaron a decir...”Aquí viene el inglés...aquí viene Mister Willians” y Willy me quedó”

Hombre culto, gran conversador, músico antes que sastre, monitor de ski, piraguista intrépido, bohemio de alma y viajero empedernido Willy Iglesias Rodriguez está al frente de la Sastrería Iglesias que su bisabuelo Ramón había fundado en 1864 en la calle de Herrerias, y que su abuelo y padre continuaron  en la calle Riego de Agua, a partir de los años veinte.

Nació en las Atochas, en la calle de San José y a los dos años se traslada a vivir con su familia a la Ciudad Jardín: ”Estudie en la Academia Galicia, un colegio muy liberal para aquellos tiempos, con profesores que nos enseñaban a discernir por nosotros mismos y de los que guardo un entrañable recuerdo. Tuve la suerte de tener unos padres extraordinarios y aunque parece un tópico, no lo es. Mi padre era un hombre que tuvo la suerte de ser alumno del sistema de libre enseñanza donde se enseñaba a practicar, a desarrollar,  el sentido común. Para mi fue todo un privilegio.

 Que fue primero el violín o el metro y las tijeras ?
Primero fue el violín. De joven no pensaba ni remotamente en vivir de esta profesión. Cuando el mundo empezó a complicarse de la manera tan serializada que está , opté por el mundo de las humanidades. Siempre digo de broma que soy un renacentista porque mi mundo es ese mundo que no clasifica.En mi casa siempre hubo música. Después de estudiar el bachiller hice la Carrera de Comercio  y, en un momento de mi vida en el que no sabía que hacer, formando parte ya de la Orquesta Sinfónica de A Coruña. con el maestro Rodrigo de Santiago, decido ver mundo y en el 58 marcho a Francia  y allí me pongo en contacto con la “divina” bohemia parisina. Posteriormente paso una temporada en Barcelona y al regresar a A Coruña, empiezo a aprender el oficio y trabajar junto a mi padre en la sastrería.

A Coruña es una ciudad que tarda en reaccionar ante las modas?
Pese a sus aparentes muestras de ser demasiado pusilánime, A Coruña como ciudad liberal que fue, y que yo pienso que sigue siendo, es discreta y difícilmente dice la primera palabra en el momento. Tarda en reaccionar, no es impulsiva, pero a la larga se gana las cosas

Extranjera que llegaba a A Coruña en los primeros 60´s, extranjera que paseaba
Ud...
( Risas)... La gente se sorprendía de verme siempre acompañado de amigas y amigos extranjeros en un momento en el que apenas había movimiento turístico en la ciudad y los extranjeros llamaban mucho la atención. La explicación estaba en que, en mis viajes siempre hacía muchos amigos y después venian a visitarme.Recuerdo una anécdota de entonces con unos amigas franceses que habían venido a pasar el verano en A Coruña...Resulta que al llegar a la frontera les tuve que decir muy amablemente que se quitarán los “blue jeans”, los vaqueros,...”No es por nada, pero os agradecería que os pusierais unas faldas porqué sino voy a tener que pegarme de galletas con todo el mundo si os ven con esos pantalones tan ceñidos”. No entendian muy bien el porqué pero, me hicieron caso y después lo entendieron.

Queda algún bohemio en A Coruña?
Siempre los hay...Lo que pasa es que hay mucho falso bohemio.¿ Que entiendo por bohemio?. Yo lo fui y creo que bohemio es aquella persona que tiene una personalidad independiente. Es una palabra que llena mucho la boca pero ser bohemio es una actitud, una forma de pensar...es una peculiaridad. No se puede ser bohemio de cliché.

Cuanto cuesta hoy día un traje a la medida?
En calidades buenas nos movemos en torno a las 125.000 pts. No es caro si se tiene en cuenta que es una ropa que dura, que hace fondo de armario. No, por ese precio no se pueden comprar cinco trajes de confección. El pret-á-porter de calidad está muy caro.¿ Imitadores?. ¡ Para nada!. Los sastres no imitamos, otros si. Nosotros creamos moda todos los días.

El buen paño, ¿ en el arca se vende?...
Hoy el paño ya no está en el arca, se anuncia en la tele y la gente lo compra porqué se anuncia en la tele y no porque sea buen paño. El paño  ya no está en el arca , está en los escaparates y prima más la comercialidad que la calidad.

El  pret-á -porter mato a la sastrería?
Matar no la mató pero si nos asentó un buen golpe. Pero lo que nunca hará el pret- á-porter es personalizar un trabajo como lo hace un sastre. Hay un pret-á-porter muy tramposo y no es que esté en contra del pret-á-porter. Personalmente prefiero un traje de un buen pret-á - porter que no uno de un mal sastre. El confeccionista cubre un espacio, nosotros cubrimos otro espacio. Nuestra gran amenaza son las cargas  fiscales , que ignoran nuestra realidad y nos trata como si fuéramos grandes confeccionistas ... Otro de los grandes problemas de esta oficio es que no hay quién lo aprenda. Es un oficio lento, que lleva su tiempo y los jóvenes quieren el título con rapidez ...Hoy nadie quiere aprender, la gente lo que quiere es ganar.

Defina la elegancia
La elegancia es algo innato.¿ Como se viste en A Coruña?...Se vistió muy bien pero hoy no se viste bien. Al hablar de vestir no hablo de comprar cosas.

¿ Le gusta A Coruña?
Es mi ciudad . Esta bonita, esta viva y ha cobrado un empuje que se debe continuar. Personalmente recomendaría que no solo se mirara hacia el suelo y que se hiciera un barrido visual hacia arriba, para mejorar fachadas,  canalones de bajada y racionalizar rótulos comerciales, al menos en el centro de la ciudad. Sin ir más lejos Santiago ha hecho un tratamiento urbano extraordinario del centro. ¿ Culturalmente?... Culturalmente en las épocas de crisis de cultura , crisis de arte y de valores estéticos, el tuerto es el rey.

¿ A quién  o a que le haría un buen corte de mangas?...
A todos los mediocres...a los majaderos...a los incultos que se creen cultos . A los incultos que por desgracia no han tenido la ocasión de acceder a la cultura, a esos, nunca les haría un corte de mangas sino un traje.