viernes, 12 de julio de 2013

THE STRANGLERS:EL DEL BOMBO SE CABREA Y SE LÍA A BAQUETAZOS



ESTOY MUY "BAQUETEADO"



,Agosto del 94.Macro concierto en los arenales de la playa de Riazor. Actuación de La Señal,Inmaculate Fools,La Frontera y,para cerrar, "The Stranglers" --"Los Estranguladores"-.Todos lo grupos habían cumplido por la tarde el requisito de la prueba de sonido menos los " hijos de la Gran.Bretaña ",  los "Stranglers" que llegaron justo a las 10 de la noche ,hora en que comenzaba el concierto. Además de tarde, llegaron "mal" y arrastro.con exigencias múltiples,problemas todos y "mal rollo" en camerinos.

Me habia tocado presentar el evento y todo fué como una seda hasta que llega el turno de los malencarados "Stranglers"que, ni cortos ni perezosos empiezan a " probar sonido ", cuando tenían que actuar.Los miles de personas que habían disfrutado con La FronTera empiezan a enfriarse por la tardanza y toman las del "Orzan"...Poco a poco la playa se queda casÍ vacía y  por fin sus " majestades " se dignan a tocar.

La organización le explica al manager que voy a soltar una pequeña "parrafada", muy breve, para darles la bienvenida por encima del "play back" de presentación. No hay problema . Subo al excenario y cuando saludo con un "Buenas Noches" a los pocos que quedaban aplastados contra la arena,empiezan a llover baquetas de bateria.Unas me dan en la pierna otras en la espalda.No pierdo la compostura y pienso:"Estos quieren calentar el ambiente con bulla.Bueno,sin problemas".Ya me
giro para darles paso y  veo como el batería  sigue con el lanzamiento de "baquetas" solo que esta andanada me da en la cabeza. Todo muy "punk"...

Hago gestos de que se " corte " y lo que consigo es un " corte de mangas" con tocamiento de "entrepierna" por parte del "bateras". Pierdo la poca paciencia que me quedaba y le aplico su propia medicina.Recojo las baquetas del suelo y se las tiro a la cabeza mientras me voy acercando a
él para asestar ,desde más cerca,un baquetazo grande y gordo,como ‚él,a manera de prólogo o "introducción" al concierto.

En el recorrido hacia el batería me "sujetan" dos "guiris" y me impiden llegar al del " bombo ".En el back-stage el personal "seguridad nacional" estaba inquieto y a punto de salir al escenario para echarme una mano.Afortunadamente,no entrán‚ al trapo de  la provocación y , tras unos requiebros manuales  a la española, hice mutis por el foro. Todo el espectáculo se estaba visionando por las pantallas de video gigantes. La "repera"...


Al acabar el concierto sudorosos," Los Estranguladores " iban directos al camerino pero ,con todo el " flemón británico ",los de seguridad les invitaron a subir al autobús y coger las de Villadiego, directamente sudando como estaban.. Aún resuenan en la playa de Riazor los "ecos" de los piropos,eso sí,en inglés,que dedicaron los " Stranglers " al persona de organización.Y la verdad,"no se porqué‚"pués el trato fué de lo más "británico" posible. Exquísito, diría yo, para los merecimien-
tos de los " guiris " que se habian ganado a pulso unos cariñosos "cachetes"...

A partir de este Festival puedo decir,sin temor a equivocarme,que soy una persona muy " baqueteada "


EL DÍA DESPUÉS...

El intercambio en directo de " baquetas " mantenido con el bateria de Los "Stranglers" en el escenario , retransmitido por las pantallas de video laterales a todo el auditorio de la Playa de Riazor, tuvo su repercusión en los medios de comunicación. A la semana siguiente salia tranquilamente de mi casa y se me acerca una Sra. que conocía de vista por vecindad y me suelta: "¨Habráse visto la desfachatez de esa gente?.­Hizo Ud. muy bi‚énn en devolverselas!.Yo haría lo mismo si me tiraran "banquetas" a la cabeza.
Me qued‚ pasmao ante la expresiva muestra de "solidaridad" por parte de la Sra. y no se me ocurrió otra cosa  que darle las gracias a la vez que intentaba dibujar algo parecido a una sonrisa en mi
rostro mientras pensaba de que manera bien intencionada se pueden tergiversar los acontecimientos.
Uno está, o cree estar,   preparado para hacer frente a todo tipo de comentarios malintencionados producto del deporte nacional de la envidia.Pero esta fué la primera vez que alguien ,con toda su buena fé ,me coloca en una "guerra de banquetas".Afortunadamente los "palillos de tocar" son menos peligrosos que las "banquetas" a la hora de utilizarse como arma arrojadiza.