martes, 3 de octubre de 2017

HA TOM PETTY SE LE ROMPIÓ EL CORAZÓN, A LOS 66 AÑOS.


CON SUS TOQUES DE ROCK SUREÑO Y SU VOZ BLANCA BAÑADA DE SOUL, ABANDERO EL "HEARTLAND ROCK", JUNTO A SPRINGSTEEN Y BOB SEEGER.



 Era el líder de la banda de los "Heartbrakers" -Rompe Corazones-- y por esas jugadas trágicas del destino, a Tom Petty se le rompió el corazón a los 66 años cuando estaba celebrando sus 40 años de carrera en la recta final de una gran gira conmemorativa.

Petty era un magnífico músico que llegó a la catalogación de ícono de la música norteamericana, lograda por la ostentación de un "don melódico fuera de serie" incrustado en su rock de toques sureños e impulsado por su voz de soul blanca, que a finales de los años 70 y principios de los ochenta entró  en el pelotón de cabeza del rock americano. 


La suya fue una de las trayectorias más fascinantes del rock americano con mayúsculas, junto a la de Bruce Springsteen o Bob Seger, llegando a vender más de 80 millones de discos.



Su elegancia como compositor y su finura a la hora de aromatizar el rock californiano no tardaron en convertirlo en una de las voces más destacadas de su generación. Sus canciones parecen brotar de la misma naturaleza, con una intensidad y una elegancia extraordinaria. Tom Petty  siempre cotizó al alza en el panteón de leyendas musicales 
estadounidenses y al frente de su banda " The Heartbreakers" -- estuvo en la vanguardia del "Heartland rock" un género que evita  los elementos de música y moda basados en el sintetizador.



También fue cofundador del grupo Traveling Wilburys a finales de la década de 1980, saliendo de gira con Bob Dylan, Roy Orbison, Jeff Lynne y George Harrison. Canciones como American Girl, Breakdown, Free Fallin’, Learning to Fly y Refugee, alfombraron su camino hacia el más allá, dejando una huella imborrable en la historia del rock norteamericano.