viernes, 15 de julio de 2016

BAUTIZO MUSICAL DE LOS SUAVES EN A CORUÑA 1981

LOS SUAVES SE BAUTIZARON MUSICALMENTE EN A CORUÑA
EL 13 DE NOVIEMBRE DE 1981 COMO TELONEROS DE LOS RAMONES.




Aunque " adoptados"  por  los Riazor Blues , Los Suaves son de Ourense , la llamada "tierra de las mil gaitas", que ellos no tocan -- al menos en público --. Allí, en la ciudad de las Burgas, nacieron como grupo, aún sin nombre, entre los años 1978 - 79 cuando Yosi cantaba guitarra en ristre, junto a su hermano Charly que tocaba la guitarra, Angel el bajo y a la batería un desconocido , versionando temas de grupos como Sex Pistols, Jimy Hendrix o Neil Young en un pub a donde solían ir a tomar copas.

 Pero, fue en A Coruña donde, esta banda de rock hoy aclamada y reverenciada por las huestes rockeras españolas, celebró ya como Los Suaves, su bautizo musical, y lo hizo  con unos padrinos de postín: ni más, ni menos que Los Ramones.

LOS RAMONES, DE REBOTE

Recordaba con Lluis Rovira, ejecutivo de "Gamerco" -- en su día "Gay&Company" -- la empresa organizadora de buena parte de los conciertos internacionales que llegan a España, como se había gestado la actuación de Los Ramones en el Pabellón de Los Deportes de A Coruña. Un concierto que se celebro de rebote y gracias a que no había apenas ciudades interesadas en contratar la gira de esta banda de punk americana. Lo que hay que oír. Pero, así se escribe la historia.

 A falta de lugares donde “colocar” a Los Ramones, la organización de Gay Mercader se lía la manta a la cabeza y se hace empresa para traer a Coruña un concierto no apetecido por otras ciudades. Rovira habla conmigo y negocia la posibilidad de que La Radio Feliz se embarcara en la aventura  como soporte promocional de la misma, en vista de los buenos resultados obtenidos en la colaboración anterior con el concierto de Uriah Heep celebrado en la ciudad.

 Antes de darle una respuesta, reúno a los especialistas musicales que  forman el equipo de la FM - 88 para saber su parecer al respecto. La decisión de colaborar es unánime  y se acepta la propuesta. Al poco tiempo se pone en contacto conmigo Caramés, persona conocida en el ambiente musical de Ourense, que se presenta como productor del concierto de Los Ramones en A Coruña.

BUSCANDO TELONEROS

Contrasto telefónicamente con Rovira la identidad del enviado y nos ponemos a trabajar en la promoción del concierto que, una vez anunciado, mueve los engranajes musicales de la ciudad levantando una expectación hasta la fecha no vista por estos lares. Cuando Caramés trae las entradas para vender de forma anticipada, me da la noticia de que como teloneros actuarían unos "tal " Suaves, un grupo de heavy rock de Ourense que estaba dando sus primeros pasos en pequeños locales ourensanos.



Bromeo con Caramés sobre el nombre y el estilo de música que hacia la banda: "Deben de dar caña a mazo...". Y me cuenta su historia y  como fueron elegidos para telonear a Ramones: " Estaba pasando unos días en Ourense Jordi Tardá de "Gay & Company" y unos amigos de Los Suaves lo llevaron a una de las actuaciones del grupo y los fichó como teloneros". . Fue tan buena la impresión que Jordi, que por entonces estaba organizando la gira de conciertos de Los Ramones, les propuso que actuaran como teloneros en A Coruña avisándoles  que estuvieran dispuestos a todo en el escenario.

Los Suaves aceptaron dicho honor a pesar de que Jordi les advirtió del peligro que corrían al ser teloneros de este grupo, toda vez que a los anteriores teloneros de la gira europea les habían tirado de todo. "Son muy buenos, verás como te gustan Nonito "  añadió Caramés. La verdad es que, dado el poco caso que se les solía hacer a los teloneros por parte del público, la elección de los mismos no solía tener mucha incidencia en la  taquilla, por lo que tampoco le di más vueltas a la elección ya que, quienes en realidad vendían eran los Ramones.

LA NOCHE DEL BAUTISMO

Y llegó el día. Mejor dicho, la noche del bautismo. Los Suaves, antes de subir al escenario estaban...¿cómo les diría yo?...¿con los "congojos" de corbata?... Pues eso, nerviosos ante la visión de aproximadamente 6.000 personas ansiosas por devorar la comilona musical de Los Ramones. Ellos eran el "aperitivo". A los pocos minutos de estar encima del escenario, Los Suaves  hicieron sentir sus canciones  y la gente empezó a prestar atención a los teloneros.¡ Inaudito!. Pocas veces, por no decir ninguna, asistí a un concierto -- y han sido miles los vistos y escuchados a lo largo de cuarenta años de oidor de los mismos -- en el que el "telonero", hoy llamado "artista invitado" para dar mayor "cuartelillo" artístico, se le hiciera tanto caso como a Los Suaves. No solo no les habían tirado nada sino que fueron despedidos con aplausos y cánticos de "otra, otra" 

 En el backstage,  tuve el privilegio de haber sido el primero en "mojarme" con sus sudores cuando, después de recibir las muestras de entusiasmo que su actuación había provocado en el público, me abrace a ellos al pie de las escaleras del escenario para felicitarles. 

En un ambiente de emoción regado por abundantes lágrimas de alegría Yosi y su hermano Charly, los dos únicos componentes históricos de la banda presentes en todas las grabaciones del grupo, estaban pletóricos de alegría. Y la verdad que no era para menos ya que incluso, fueron felicitados por Los Ramones que, de viva voz, proclamaron  que habían sido los mejores teloneros que habían tenido en su gira europea. Fue el principio de una carrera hacia al éxito con el logotipo del gato como enseña de su escudería musical. Un gato, que un día se había encontrado Yosi, al que llamó Rufo.

LO QUE NO MATA...

¡Engorda!. Y así fue, el eco del éxito obtenido en aquel concierto de A Coruña corrió como reguero de pólvora por los mentideros del rock de toda Galicia, y se mascaba el disco  Así llegó en 1981 su primer trabajo discográfico para Edigal, una discográfica gallega, que llevaba por título "Esta vida me va a matar". Y no solo no los mató, sino que los engordó de éxito  y popularidad refrendada con la Medalla de Galicia  recientemente otorgada en el sprint final de su carrera.





                 ¡ LARGA VIDA AL ROCK AND ROLL !