lunes, 15 de febrero de 2016

BUCEANDO EN LOS FONDOS DE CATÁLOGO AL RESCATE DE LAS "JOYAS DE LA CORONA" DISCOGRÁFICAS




Desde hace ya bastante tiempo, las compañías discográficas, preferentemente las multinacionales, recurren a sus respectivos fondos de catálogo, para re-editar el material de grupos que el tiempo ha convertido en históricos. Lo que coloquialmente se conoce como las "joyas de la corona" por el valor que tienen. 

El "meter la mano" en el joyero siempre fue una buena línea empresarial que dio una excelente rentabilidad. Las recopilaciones con el membrete de "Lo mejor de…" siempre tuvieron una buena acogida por parte de los aficionados .Con la llegada del  formato CD el negocio fue redondo para las compañías que empezaron a reeditar las joyas grabadas en analógico y editadas en vinilo, en "hechuras "  digitales convenientemente remasterizadas, con temas extra añadidos, libretos y DVD´s incluidos.

 En la actualidad, el negocio de las re- ediciones ha aumentado considerablemente, hay quien opina que es porque "aquella música" era mejor que la de ahora, mientras que otros opiniones inciden que están motivadas por la crisis y que las compañías echan mano a sus "joyas"  para mantener el negocio a flote ante la "desaparición anunciada" del CD. Cada cual con su "cadacuala". 

Pero en este escenario, el protagonismo y la aquiescencia de las bandas más influyentes de la historia del rock -- ya jubiladas o aguantando en su cima creativa --  es determinante a favor de los rescates discográficos. The Beatles, The Rolling Stones, The Who y Led Zeppelin -indiscutibles vacas sagradas- por citar algunos nombres. han refaccionado material ya conocido -- algunos trabajos descatalogados incluso-- dirigido en parte para coleccionistas y nostálgicos  que también tiene un excelente mercado entre las nuevas generaciones que no vivieron aquellas etapas. 

Y en estas "resurrecciones", el vinilo vuelve, con las portadas originales, a ejercer una gran atracción. La realidad  es que en el mundo del disco, el capítulo de "novedades", cada vez se está poblando más de material "viejo", eso sí debidamente "rejuvenecido".