viernes, 29 de mayo de 2015

IGLOO "IGLOO 2" -CANCIONES "CLIMATIZADAS" CON ENERGIA INTERIOR CONFORTABLE


 UN GRUPO QUE VIENE DEL "FRIO" PARA CALENTAR EL                       AMBIENTE MUSICAL GALLEGO

La imagen de un Igloo, da frio solo con verla, instalado en las zonas heladas de la Antártida .Pero cuando uno se refugia en estas viviendas esquimales construidas con bloques de nieve, no se siente frio y el calor corporal es quién actúa de climatizador ambiental y da confort a la vida interior que en el se desarrolla.  

Hace diez años unos "esquimales " construyeron un "Igloo" en las estepas musicales de Galicia -- en Caldas de Reis --  y en esa construcción empezaron una vida artística que dura 10 años. 

En el transcurso de ese tiempo los primeros moradores empezaron a calentar el habitáculo con canciones que fueron atando a en "feixes discográficos" --, "Igloo" (Junk, 2005)m "Una luz de estilo glacial" (Junk 2006). "La transición de Fase" (Ernie 2009), "Infinito 3"( Ernie 2011), "El conjunto vacio) (Ernie 2013) -- al tiempo que cambiaban los inquilinos del mismo, quedando Beni Ferreiro, voz y guitarra,  como  ocupante originario, al que se le unieron , Fran Rodríguez (batería), Juanma Fernández,   (guitarra) y Julián Rodríguez (bajo), con los que Igloo  acaba de sacar al exterior un nuevo trabajo, "Igloo 2", donde este grupo que "viene del frío" , solo de nombre, emite una energía calorífica muy agradable , cálida y con canciones manufacturadas en el pop-rock, que testimonian una vida interior  y transmiten emociones y sensaciones, en castellano. 

Con el la banda celebra sus diez años de vida con remezclas de temas ya conocidos, tomas acústicas, versiones y nuevas canciones. Es una mirada atrás "revisitada" al tiempo que imprimen una reconfortante  terapia de ·calor-frio",  en alternancia, al músculo de las canciones que en el figuran y que se inicia con "La Reina Ourensana", que empuja con brillantez el sonido de los ochenta con guiño final  al " ‘Ni tú ni nadie’ de Alaska y Dinarama

Las versiones de “El Bello Verano” de Family y la de "Sugar Baby Love"de The Rubettes empujan al baile sobre todo esta última con guitarrazos finales desmelenados. Los momentos de quietud acústica son intensos, realzados con  suave percusión, acústica y tenues coros, para despedirse con un remix de tres canciones --“La transición de fase” (2009), “Infinito 3″ (2011) y “El conjunto vacío” (2013). --, que son una apuesta electrónica,  manejadas por David Van Bylen, David Kano y Señor Magick.

 La estancia musical  en este "Igloo 2", es placentera y recomendable.