lunes, 25 de mayo de 2015

EL BILLAR POLÍTICO: ¡A JUGAR!







Esta indicación se hizo popular cuando en el programa de TVE, "El precio Justo" Joaquín Prat la lanzaba al aire para iniciar el concurso. 

Pues ahora es lo que, en vista de los resultados electorales, tendrán que hacer una gran mayoría de partidos,asambleas y mareas para gobernar en municipios, diputaciones y autonomías españolas que han convertido el mapa político en una gigantesca mesa de billar donde desarrollar jugadas, desde distintas posiciones, a tres bandas, ----izquierda ,centro y derecha --, cuatro y hasta nueve, con los respectivos  matices socio-políticos --para introducir la bola de la gobernabilidad, con las carambolas adecuadas --algunos de gran dificultad -- en el agujero conveniente .

 La partida se presenta emocionante y muy reñida, y los espectadores ---los ciudadanos votantes -- estaremos pendientes del desarrollo del juego que se ha iniciado, esperando que sea para bien. 

La mesa de billar tiene 15 bolas y aunque no conté el número de participantes en esta última partida electoral, parece a simple vista que son más, muchas más, las que se agrupan  sobre la tela del billar político a la espera de las variadas carambolas que permite el juego político, para que las bolas entren por el agujero o tronera del bienestar social.

 Cierto que al palo de billar hay que untarle tiza para que el impacto con la bola no se desvié y el tiro llegue al objetivo. Parece fácil, pero muchas veces, los jugadores acaban rasgando el "tapete". 

Es un riesgo que hay que correr y si no se es muy ducho, uno tendrá que aprender pero sin "estropicios" que destrocen la mesa. Para ello, los jugadores cuentan con cuatro años antes de celebrar una nueva gran partida municipal y autonómica, aunque a partir de ya, los equipos estén entrenándose para la gran competición de las generales, donde las carambolas también pueden marcar los resultados. 

Así que, desear suerte y buen tino a los participantes por el bien de todos y…¡A Jugar!.