jueves, 10 de agosto de 2017

GLEN CAMPBELL, GRANDE DEL COUNTRY, CREADOR DEL "SONIDO NASVILLE",  FALLECE A LOS 81 AÑOS

CANCIONES COMO "RHINESTONE COWBOY, "BY THE TIME I GET TO PHOENIX", "WICHITA LINEMAN" O "GALVESTON " DEJAN UN RASTRO IMBORRABLE.






La música country, también conocida como "country& wester" o "música campirana" no tuvo rn España una gran aceptación popular aunque si pasó por momentos de éxitos puntuales y muchos músicos y grupos quedaron abducidos por esta música cuya inmensidad estilística abarca en sus orígenes sureños, donde se estableció mayoritariamente, una relación existencial  nacida de la música folklórica que inmigrantes europeos, llegados principalmente de Irlanda, que se combinó con  otras formas musicales afroamericanas ya arraigadas en Norteamérica, como el blues, el bluegrass y la música espiritual y religiosa, como el gospel.

El término country comenzó a ser utilizado en los años 50 en detrimento del término hillbilly, que era la forma en que se le conocía hasta entonces, pasando a formar parte de los orígenes del rock and roll. El vocablo  "country" se consolidó mayoritariamente en los años 70.

Personalmente empecé a escuchar country en los programas de radio del maestro Ángel Álvarez a principios de los años 60 y gracias a él "galopé emocionalmente" por las "verdes praderas de este universo musical" llegando a interesarme por sus orígenes. Fue, durante muchos años, mi música de cabecera y guardo una extensa colección de discos con los maestros de este género que fueron muchos. Aún hoy es el día que recurro a su escucha para amplificar recuerdos y renovar mis energías de aficionado a la música.



La muerte de Glen Campbell me entristece enormemente y pone en el tocadiscos de la nostalgia temas como Rhinestone Cowboy, By the Time I Get to Phoenix, Wichita Lineman, Gentle on mi Mind o Galveston, que  lo colocaron  dentro de los clásicos de la música pop estadounidense.



 Este guitarrista y solista legendario rompió la barrera de los "tres acordes" y popularizó el "Sonido Nasville". Desarrolló un instinto único para mezclar géneros. De esta forma, al poco de volar en solitario a mediados de los sesenta, deslumbró por su personalidad sonora. 



Traspasó fronteras estilísticas: sus raíces country se fusionaban con elegancia y calidad con cuidadosos arreglos pop, en la línea de la pionera Patsy Cline, creando un sonido que ha marcado a generaciones de artistas hasta nuestros días.



Sus "relatos de carretera" se medían dentro de paisajes repletos de orquestaciónes, tal y como recogían algunos de sus primeros éxitos. Por esa cualidad y  calidad mostrada en sus trabajos , fue ganador de los premios Grammy en varias ocasiones, siendo el único en haber ganado dicho premio en dos categorías distintas (country y pop) de manera simultánea.



Ahora, Glen Campbell galopa por las "verdes praderas celestiales" encima del brioso corcel de su legado artístico dejando un rastro que perdurara a través de los tiempos. Al menos en lo que a mí respecta.