miércoles, 21 de junio de 2017

ROSENDO, SIGUE "LOCO POR INCORDIAR" EN "DE ESCALDE Y TRINCHERA"



Rosendo, el "godfather" del rock and roll español,  presenta su decimosexto álbum. A pesar de que lleva más de 40 años en la carretera, apostando por el castellano en el rock patrio, abriendo veredas que se convertirían en avenidas Incorregible, para bien, Rosendo,  a sus 63 años está de nuevo en la brecha con "De escalde y trinchera", un disco que, desde el título hasta la última estrofa, mantiene el espíritu de lo que fue y todavía es, mostrando  su vena reivindicativa a pesar de sentirse "mayor", recordando que, "mientras haya aliento", seguirá "despotricando" contra aquello que considere una injusticia. 

Junto con sus escoltas de lujo Rafa J. Vegas al bajo y Mariano Montero a la batería ,  con su voz rugosa y su guitarra inquieta sigue mostrándose "loco por incordiar". Para él, "el rock´n' roll es compromiso y mala leche" y sobre esas premisas factura un nuevo disco en el que las canciones -- "Que si vengo que si voy"





 es el primer single --buscan el cuerpo en las distancias cortas para lograr el objetivo de la comunicación para decir lo que siente y le preocupa: " En mi caso al menos, porque a veces lees cada cosa por ahí...Estoy un poco harto de las "cancioncitas facilonas" que no dicen nada", afirma. 

Rosendo ha vuelto de su retiro de cuatro años de con una recomendación. "No paréis nunca, que el cuerpo luego pesa mucho y es difícil volver otra vez... el retiro de los músicos en este país es bastante doloroso así que vamos a alargarlo todo lo que podamos". 

No es un artista que le guste cambiar mucho su sonido y su estilo. Es muy básico y no suele aportar novedades de un disco a otro. Eso sí, garantiza letras de primer nivel con mucho peso social, algunas rociadas con sentido del humor, y un acompañamiento instrumental sobresaliente. En "De Escalde y Trinchera", el veterano rockero de Carabanchel, muestra que sigue estando a un nivel envidiable.