lunes, 19 de octubre de 2015

LLUVIA DE DISCOS EN EL OTOÑO MUSICAL GALLEGO


Ya estamos disfrutando del otoño, la época de la caída de las hojas,  y la llegada de la lluvia. Y también de una nueva cosecha de discos que, como    los cogumelos, empiezan a nacer abonados por la creatividad de jóvenes y veteranos músicos como vehículo para darse a conocer o mantenerse en un mercado "problemático", utilizándolo como carnet de identidad musical para poder entrar en el circuito de conciertos, dónde sin disco, o maqueta, no son "nadie" 

.Grabar un disco es la primera ilusión de quienes empiezan a caminar por el mundo de la música. Algo "dificil" antaño cuando las "maquetas en cassette" hacían cola en los despachos de producción de las discográficas a la espera que el oidor de turno tuviera a bien escucharlas e incluirlas en los proyectos de la compañía. Personalmente he visto más de un "cementerio" de maquetas desechadas.Y tengo que reconocer que ante esa visión sentía un "guri guri", un desasosiego al pensar que con ellas se enterraban muchas ilusiones

.Los tiempos han cambiado y ya no es necesaria aquella  ayuda de una compañía discográfica "indispensable", para que  la música de grupos y solistas llegase a un público mucho más allá de los amigos y conocidos. En la actualidad, gran cantidad de plataformas y servicios disponibles en Internet te permiten dar los primeros pasos a nivel global y de una forma relativamente económica e independiente, aunque el "objetivo" de que
alguna discográfica u oficina de management se fije en tu trayectoria, siga "pululando "en la mente de muchos. 

Actualmente, una vez finalizada la producción musical, toca elegir formato del trabajo (single, EP, álbum…) y tomar la decisión de elegir si se va a distribuir formato físico (CD - vinilo) o solo el digital -- o los dos a la vez --.

El formato físico será necesario para vender copias a conocidos y en los conciertos. Pero la idea romántica de estar en las tiendas cada vez requiere más esfuerzo -- difusión y promoción -- y no es rentable sin el respaldo de una buena (y cara) campaña de promoción y una discográfica, management o distribuidora que la financie. 

En esta realidad ambiental, el panorama musical del mundo "indie" proporciona una serie de ventajas que abonan la decisión de grabar un disco. Los artistas se han dado cuenta de que resulta rentable para ellos dar a conocer su música mediante internet, autoeditar sus trabajos y los costes de  estudios -- el micromecenazgo es un recurso habitual , y luego recuperar el dinero mediante los conciertos, que es de lo que se trata.

Hoy, la predicción  del otoño musical gallego está encaminada hacia una "lluvia de discos" de diferentes cosechas musicales que harán "resplandecer" el panorama.